La OCU alerta sobre los alimentos que «engañan en su composición»

La OCU alerta sobre los alimentos que «engañan en su composición»

La Organización de Consumidores y Usuarios pone su mirada en aquellos productos que dicen ser «naturales»

Á. L.

La sociedad actual está invadida por las dietas y la necesidad de tener cuerpos que cumplan con los cánones de belleza. Por eso, en muchos casos, los consumidores tienden a acudir al supermercado más pendientes de lo que puede ayudar a tal empresa que a mantener una dieta realmente equilibrada. De ahí que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerte sobre productos que dicen ser saludables pero que no lo son.

La OCU se fija en los alimentos que dicen ser «naturales» pero que en realidad tienen una composición que no beneficia al organismo. Al igual que sucede con otros productos que suelen copar cestas de la compra pero que contienen algún «truco» en su venta que «engaña sobre su composición». Estos son algunos de ellos:

- Jamón York: aunque dice tener el apellido «york» lo cierto es que no es así. Contienen trazas de carnes de otras partes del cerdo. En el caso de los «extrajugosos» supone además que contiene menos carne y más agua.

-Anillas de calamar: la OCU advierte que en la mayoría de estos casos no son anillas sino pota de calamar lo que se ofrece.

-Carne picada en bandeja: aunque sí son lo que dicen ser, también es cierto que poseen una gran cantidad de componentes que básicamente sirven para darles color, forma y mantenerlas en el tiempo.

-Los zumos que no son zumos: este es un ejemplo que cada vez más consumidores descubren al tratarse de los supuestos zumos. En muchos casos si se mira el etiquetado se descubrirá fácilmente que no son zumos en efecto sino que son néctar.

-Huevos de gallinas enjauladas: si alguna vez has escuchado o incluso has dicho que los huevos ya no saben como los de antes, probablemente sea en parte por esto. Un huevo no será igual si proviene de una gallina enjaulada que si lo hace de una gallina que se ha criado en libertad. Para ello hay que buscar en las etiquetas un «0» que indique su origen y en todo caso comprar los del «1» que serán de gallinas que no están en total libertad pero que sí reciben un trato mejor.

 

Fotos

Vídeos