Alerta de los podólogos para este verano: cómo cambiar tu calzado sin que sufran los pies

Alerta de los podólogos para este verano: cómo cambiar tu calzado sin que sufran los pies

Cambiar el calzado de invierno por el de verano suele provocar daños en los pies, como ampollas y laceraciones

IDEAL.ES

El cambio de zapatos cerrados a sandalias puede llegar a ser un auténtico suplicio, debido a las ampollas y las laceraciones que se pueden producir durante la transición, sobre todo para las personas diabéticas, que no cicatrizan bien. Para evitarlo, el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ofrece algunos consejos, que te permitirán realizar la transición sin que tus pies sufran daño alguno.

Para empezar, el cambio debe ser progresivo, según afirman Maite García, presidenta del ICOPVC, quien explica que las altas temperaturas provocan hinchazón y sudoración en los pies, por lo que no debemos dejarlos expuestos de manera inmediata, para evitar ampollas y otras afecciones.

Estos son los consejos de los expertos del ICOPVC para realizar el cambio de forma progresiva:

1. Utilizar pinkies de algodón (calcetines que cubren únicamente la planta y los dedos de los pies), siempre que el calzado lo permita.

2. Empezar usando mocasín o un calzado similar antes de pasar a las sandalias.

3. Utilizar calzado fabricado con materiales naturales y flexibles.

4. No realizar largas caminatas con calzado nuevo

5. No usar calzado viejo si está desgastado y deformado.

6. Desechar el calzado usado si este está dado de sí en la zona del empeine.

7. No usar calzado demasiado apretado, para evitar la hinchazón

Temas

Salud

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos