Dan de alta a dos de los niños portadores asintomáticos de la bacteria de la difteria

A las otras ocho personas del entorno del menor de 6 años de Olot que no había sido vacunado se les continúa administrando antibióticos

EFEBARCELONA

Dos de los ocho niños que eran portadores asintomáticos de la bacteria de la difteria han sido hoy dados de alta al dar negativo en el control que se les ha efectuado, mientras que a otras ocho personas se les sigue suministrando antibióticos.

Diez personas, ocho niños y dos adultos, del entorno del menor de 6 años de Olot (Gerona) que no había sido vacunado y que permanece en estado grave en el hospital Vall d'Hebrón afectado por difteria, dieron positivo a la presencia de la bacteria, aunque no han desarrollado la enfermedad porque estaban vacunados.

Para que no transmitan la bacteria a otras personas no vacunadas, los portadores asintomáticos están siendo tratados con antibióticos específicos y no salen de su casa hasta que les haya desaparecido la bacteria, cosa que ha sucedido ya en dos de ellos.

Fuentes de Salud han confirmado que el niño de Olot al que sus padres no vacunaron y al que el 28 de mayo se le diagnosticó la difteria "continúa hospitalizado en estado grave recibiendo tratamiento específico para la enfermedad".

Tras este caso de difteria, el primero en España desde hace 28 años y desde hace 32 en Cataluña, la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) llevó a cabo un dispositivo epidemiológico para averiguar el origen de la bacteria entre las personas que habían estado en contacto con el menor, tanto sus familiares como en la escuela o en los lugares de ocio.

Así, localizó gracias a un estudio de frotis faríngeos bacterias de la difteria en ocho compañeros de colegio del menor afectado y en dos adultos de su entorno que eran portadores asintomáticos de la difteria, pero que no desarrollaron la enfermedad porque estaban vacunados.

Después de una doble validación microbiológica, un total de diez de las muestras del entorno del paciente resultaron positivas a la bacteria causante de la enfermedad, aunque ninguno desarrolló la enfermedad porque todos estaban vacunados. Pese a ello, Salud les ha recomendado no salir de casa y seguir un tratamiento como medida meramente preventiva para que no puedan transmitir la bacteria a otras personas no vacunadas, además de someterse a los controles pertinentes.

Cargas bacterianas muy bajas

Hoy, dos de los niños que eran portadores asintomáticos de la enfermedad han dado un resultado negativo en estos controles, por lo que han sido dados de alta. Al resto de portadores, según Salud, "se les continúa administrando el antibiótico pertinente hasta que sus muestras sean negativas, aunque las cargas bacterianas que presentan son muy bajas".

Los responsables de la Agencia de Salud Pública de Cataluña han recordado que la tasa de cobertura vacunal infantil en Cataluña es elevada y, por tanto, la posibilidad de aparición de casos de determinadas enfermedades, entre las que se encuentra la difteria, es muy baja.

Los responsables de Salud han insistido en la importancia de cumplir con el calendario vacunal en los niños para evitar que resurjan enfermedades graves que prácticamente habían desaparecido.