Rompe las esposas y sale corriendo al llevarlo a rueda reconocimiento

Rompe las esposas y sale corriendo al llevarlo a rueda reconocimiento

Desde el mismo día de su detención intentó fugarse, ya que pidió ser trasladado al hospital para ser examinado por una úlcera y en el centro sanitario intentó escaparse.

EFE

Un detenido en prisión provisional por cinco robos con violencia ha tratado de huir al ser trasladado a los juzgados para una rueda de reconocimiento, momento en el que ha roto las esposas y ha salido corriendo unos metros hasta ser interceptado por la Guardia Civil.

Se trata de E.R.R., de 25 años, en prisión desde el pasado 23 de septiembre tras ser arrestado en el asentamiento chabolista del Vacie, en Sevilla, como presunto autor de cinco robos con violencia, entre ellos uno perpetrado el pasado 4 de septiembre en el que resultó herido un menor tras ser apuñalado por E.R.R. y otras dos personas (también en prisión) para quitarle el móvil.

Desde el mismo día de su detención intentó fugarse, ya que pidió ser trasladado al hospital para ser examinado por una úlcera y en el centro sanitario intentó escaparse.

Ya en prisión, el pasado 15 de octubre, volvió a intentar fugarse y llegó a permanecer seis horas escondido en el interior de la cárcel Sevilla I hasta que fue localizado por los funcionarios entre unos matorrales del campo de fútbol de la prisión, por lo que fue trasladado a la otra cárcel sevillana.

Ayer tenía que ser trasladado a los juzgados para participar en una rueda de reconocimiento ante las víctimas de uno de los robos con violencia por el que es investigado y al llegar al edificio del Prado, ha roto las esposas y ha salido corriendo con ellas jaleado por algunos familiares, según fuentes del caso, logrando llegar a las inmediaciones de la próxima estación de autobuses, donde ha sido alcanzado por los agentes.