7 reacciones normales de nuestro cuerpo que no entendemos por qué ocurren

7 reacciones normales de nuestro cuerpo que no entendemos por qué ocurren

Son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, ya que nos protegen de un peligro o nos alertan sobre un posible problema de salud

IDEAL.ES

Estornudos, hipo, lágrimas… el cuerpo humano tiene multitud de reacciones a estímulos externos e internos que no entendemos por qué ocurren, pero que son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo, ya que nos protegen de un peligro o nos alertan sobre un posible problema de salud. Estos son algunos ejemplos:

1. Piel de gallina: este es un fenómeno que se produce para aislar el frío de nuestro cuerpo, pero también es un acto reflejo cuando sentimos placer o miedo.

2. Hipo: cuando ingerimos alimentos o bebidas con demasiada rapidez, el diafragma se irrita y reacciona provocándonos hipo, para avisarnos de que algo no va bien en nuestro organismo.

3. Estornudos: se trata de un mecanismo de defensa que expulsa el polvo y los microbios que inhalamos y nos protege de virus e infecciones.

4. Dedos arrugados: cuando pasamos demasiado tiempo bajo el agua, la piel de los dedos acaba muy arrugada. Esto ocurre por dos razones, por un lado, para expulsar la humedad acumulada y, por otro, para ganar adherencia en superficies resbaladizas.

5. Bostezos: Cuando estamos muy cansados o en una situación monótona, el cerebro necesita revitalizarse y, para ello, le enviamos más oxígeno a través de los bostezos.

6. Tics: los molestos temblores involuntarios en los párpados u otras partes de nuestro cuerpo son avisos que el organismo nos manda para avisarnos de que debemos relajarnos y reducir el estrés, o que necesitamos descansar.

7. Calambres: este fenómeno tiene lugar en multitud de músculos, pero sobre todo en los gemelos, porque son los que más trabajamos. Los calambres nos avisan de que estamos deshidratados o que nos falta potasio o magnesio.