«'¿Qué quieres comer hijo?' '¿A dónde vamos hijo?' Si preguntamos todo a los hijos, nos convertimos en sus esclavos»

«'¿Qué quieres comer hijo?' '¿A dónde vamos hijo?' Si preguntamos todo a los hijos, nos convertimos en sus esclavos»

«Los de mi generación fuimos esclavos de nuestros padres y ahora nos estamos convirtiendo en esclavos de nuestros hijos»

JUEZ CALATAYUD

La familia no es una dictadura, pero tampoco una democracia. Lo digo siempre. Y no lo hago para escandalizar ni levantar polémicas. Pienso sinceramente que si convertimos la familia en una democracia, o, más difícil todavía, en un régimen asambleario, nos volveríamos locos nosotros y volveríamos locos a los hijos. Por eso también defiendo que no hay que preguntar todo a los hijos: «¿Qué quieres comer hijo?» «¿A dónde vamos hijo?» «¿Qué hacemos hijo?».

Siga leyendo en el blog de Ideal del juez Calatayud.