La Policía avisa del 'síndrome de la vieja' que puede causar un accidente de tráfico

La Policía avisa del 'síndrome de la vieja' que puede causar un accidente de tráfico

Esta situación se suele dar cuando el conductor está más pendiente de lo que sucede a su alrededor que a su propio vehículo

Á.L.

Los atascos y accidentes de tráfico a veces tienen una relación muy estrecha. Basta comprobar cómo, por ejemplo, en la Circunvalación de Granada se producen aglomeraciones de coches con cierta asiduidad que en algunos casos están relacionados precisamente con accidentes de tráfico y con un comportamiento que se conoce como el 'síndrome de la vieja'.

Este efecto consiste en la pérdida momentánea de la atención sobre nuestra propia conducción. Esta situación se suele dar cuando el conductor está más pendiente de lo que sucede a su alrededor que a su propio vehículo. De hecho, durante un accidente de tráfico el también llamado 'efecto mirón' se produce porque los demás vehículos miran el accidente en lugar de su propio coche.

Ese gesto puede suponer dos escenarios. El primero es que el llamado 'síndrome de la vieja' provoque un accidente al perder la vista de la carretera. Si el conductor no está mirando al frente y por el contrario se encuentra mirando a un punto concreto, puede no ser consciente de que tiene que frenar y de que puede haber más coches por delante con los que puede estrellarse.

El segundo escenario que se puede dar y que se produce habitualmente en nuestras carreteras, es que al estar mirando un accidente, por instinto natural, el conductor tienda a ralentizar la marcha para ver mejor qué ocurre. De modo que con esa práctica lo que está haciendo es frenar al resto del tráfico provocando un atasco.

Dos situaciones que se derivan del 'efecto mirón' o 'síndrome de la vieja' y que deben quedar desterradas de nuestra conducción. Así lo ha recordado la Policía Local de Granada a través de las redes sociales con un vídeo de lo más gráfico.

Temas

Sucesos