La Policía advierte del método de robo más usado en cajeros: los pasos para librarte de él

La Policía advierte del método de robo más usado en cajeros: los pasos para librarte de él

Este es el procedimiento que siguen los estafadores

CHRISTIAN LLANO (IDEAL)

Es una de las formas más reconocidas, ya se han extendido una infinidad de avisos sobre ella, pero sigue sumando víctimas. Se trata de una modalidad de robo en cajero como el lazo libanés. Ahora, la Policía Local de Granada ha difundido una infografía para explicar de nuevo «cómo actúan los malos para prevenir».

Con imágenes ilustrativas, se muestra a un sujeto que parece estar realizando una transacción en el cajero automático. Sin embargo, lo que está llevando a cabo es la colocación de una trampa para atrapar la tarjeta del usuario. Suelen ir en parejas para ser avisados en caso de que se aprecie la presencia de algún testigo ocular o cualquier víctima. Así pueden robarte.

Tras la colocación de la trampa, abandona el cajero y espera la llegada de algún usuario. Cuando se acerca al dispositivo e introduce la tarjeta, esta se queda capturada. El cliente, confundido, pregunta el porqué de la retención. El individuo anterior se acerca para ofrecerse como ayuda.

Convence al usuario de que puede recuperar la tarjeta si teclea el número secreto mientras él pulsa algunos botones del teclado. Al no surtir efecto, el usuario se da por vencido sin saber que ha facilitado la clave al delincuente.

Tras su marcha, el estafador regresa para sacar la tarjeta de la trampa, que suele ser de papel de radiografías por su color oscuro, idéntico al del marco de plástico del cajero. Ya contiene todos los elementos para poder extraer dinero de la cuenta.

¿Cómo colocan la trampa?

En Granada se detuvo a una organización criminal que actuaba en Granada y logró más de 30.000 euros con el lazo libanés. Una práctica que sigue este procedimiento: Se inserta en la ranura del cajero cuidándose de no tapar la trampa. Las puntas se llenan de pegamento para pegarse en el hueco sin dejar rastro. A ambos lados se realizan cortes para impedir que sea retirada antes de completar la gestión. A posteriori solo hay que tirar de las puntas para sacar la tarjeta.

Recomendación: Una vez que quede su tarjeta atrapada, cerciórese de que no se encuentra trampa alguna. Si existe, tire de ella y recupere su tarjeta. Después, avise inmediatamente a su banco.