«Sí que grité cuando me penetraron pero nadie vino a ayudarme»

El duro testimonio de la menor violada por la manada de Manresa

ATLAS

Este es el durísimo testimonio de la chica de 17 años violada en grupo por cuatro jóvenes magrebíes, la manada de Manresa. Los conoció el pasado sábado y subió voluntariamente al piso que okupaban. Bebió con ellos varias copas y bailaron. No había comido nada y se sintió mal.

«Me dijeron que ya era suficiente y que me fuera a dormir... Me tumbé en un colchón... Entraron cuatro personas a la habitación, de uno en uno... El primero que entró me quitó la ropa, me penetró, me besó«, cuenta la joven a la magistrada. La chica se negó en todo momento pero la violaron. Uno tras otro.

«En todo momento le dije que no con gestos y palabras 'en plan para', pero seguía. Estaba encima, yo no tenía facilidad para moverme, estaba aplatanada. Casi no podía respirar, me negué en todo momento«. Tuvo miedo y no se movió de la cama. Aunque gritó y en la casa había más personas nadie acudió en su auxilio: »Sí que grité cuando me penetraron pero nadie vino a ayudarme. Los gritos eran de miedo, sin palabras pero eran gritos«.

La menor llamó a la policía desde el teléfono de uno de los detenidos. Ante los agentes reconoció sin dudas a tres de ellos. El cuarto es el dueño del teléfono. Se enfrentan a un delito de agresión sexual en grupo y cooperación necesaria, castigado hasta con 15 años de prisión. Han pasado su primera noche en la cárcel.