¿Cuánto tienes que pagar en Andalucía si quieres comprar un piso o una casa?

¿Cuánto tienes que pagar en Andalucía si quieres comprar un piso o una casa?
R.C.

Tras el cambio de doctrina del Supremo que obliga a que sean los bancos quienes abonen el impuesto de actos jurídicos documentados, el comprador se libra de tener que pagarlo

Á.L.

El Tribunal Supremo acaba de cambiar su doctrina en beneficio de los compradores de una vivienda, sea esta nueva o de segunda mano. Esto es, a partir de ahora en la compra de un inmueble tendrá que ser el banco y no el comprador quien pague lo correspondiente al impuesto de actos jurídicos documentados si el comprador necesita suscribir una hipoteca.

Según el Supremo, el motivo del cambio de criterio es que la única interesada en que la hipoteca aparezca en escritura pública -que es lo que supone tal impuesto- es el banco porque es quien debe velar porque la hipoteca le sea pagada.

En definitiva, los compradores quedan exentos de tener que abonar tal impuesto a la hora de firmar una hipoteca, por lo que la compra de una vivienda ve disminuido su precio en un 1,8%, que es en lo que está tasado tal impuesto según la Junta de Andalucía.

Por lo que en líneas generales, esto es lo que hay que pagar partir de ahora al comprar una vivienda en Andalucía más allá del precio total de la misma:

-Un 8% del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales si la vivienda es de segunda mano

-Un 10% de IVA si la vivienda es nueva

-El 30% del valor de las Escrituras y el Registro de la Propiedad. Por ejemplo, para una vivienda que cueste 250.000 euros, este pago supondrá unos 800 euros.

-Los gastos de reforma en aquellas viviendas de segunda mano. Unos gastos que de manera muy simple quedan en unos 200 euros el metro cuadrado en reformas simples. En 500 para una reforma fuerte y en más de 1.000 para reformas de lujo o estructurales (aquellas que comprometan la integridad del edificio).

-Comisiones y seguros al contratar un crédito hipotecario: la mayoría de los bancos exige el pago de una comisión de apertura de un porcentaje sobre el total de la hipoteca. También se cobran comisiones de cancelación por abonar el préstamo antes del plazo acordado, ya sea de forma total o parcial.