Dos niños de ocho y doce años vendían la marihuana que cultivaban sus padres en tres laboratorios

Dos niños de ocho y doce años vendían la marihuana que cultivaban sus padres en tres laboratorios

Un correo anónimo remitido a la web de la Policía Nacional, www.policia.es, ha permitido la detención de otra pareja en la ciudad de Valencia, un varón de 36 años y una mujer de 31, los dos de origen venezolano, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas

R.I.

Dos hijos menores de una pareja de traficantes de marihuana, de entre 8 y 12 años de edad, también vendían droga en el domicilio familiar de Valencia cuando se ausentaban los padres, entregándola a los compradores e incluso pesándola y distribuyéndola en bolsitas para su posterior venta.

La Policía Nacional ha arrestado a los progenitores, un hombre de 32 años y una mujer de 27, ambos de origen español, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Los investigadores han desmantelado tres laboratorios de marihuana, que estaban situados tanto en la vivienda de los ahora detenidos como en una planta baja. En este último lugar, la puerta de acceso a la droga se encontraba camuflada tras un gran cartón y varios objetos, dificultando su localización, Asimismo, la planta baja estaba conectada mediante un butrón con otra colindante, donde los agentes también han intervenido sustancia estupefaciente. En total, se han incautado 243 plantas de marihuana y 30 bolsas con cogollos dispuestas para su venta, así como ventiladores, focos y transformadores destinados al cultivo de esta planta, entre otros efectos.

Plantas intervenidas en una de las tres operaciones en Valencia.
Plantas intervenidas en una de las tres operaciones en Valencia.

Un correo anónimo remitido a la web de la Policía Nacional, www.policia.es, ha permitido la detención de otra pareja en la ciudad de Valencia, un varón de 36 años y una mujer de 31, los dos de origen venezolano, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Los sospechosos presuntamente vendían la droga trasladándose en una motocicleta. Las investigaciones posibilitaron la localización en el domicilio de los ahora detenidos de aproximadamente 225 gramos de lo que parece ser cocaína, medio gramo de, al parecer, hachís y 540 euros.

Invernadero en el armario

En estas operaciones en los últimos días, se ve cómo las tretas que utilizan los narcotraficantes para ocultar sus laboratorios de marihuana son cada vez más peculiares, como instalarlo dentro de un armario prefabricado o con una entrada desde un butrón.

En total, se han incautado 256 plantas de marihuana, 225 gramos de cocaína y medio gramo de hachís, entre otros efectos, y se han desmantelado tres laboratorios destinados al cultivo de marihuana.