«Que un niño solo tenga derechos y no deberes es peligroso»

«Que un niño solo tenga derechos y no deberes es peligroso»

«Si esto ocurre, es probable que acabe haciendo lo que le dé la gana», reflexiona el juez de menores

EMILIO CALATAYUD

Buenas, soy Emilio Calatayud. El verano es una buena época para hablar de los derechos y los deberes de los menores, porque los menores tienen derechos, pero también deberes, y esto último se olvida con cierta facilidad. Y en verano me temo que todavía más, porque todo es más relajado. Es más o menos así: «Hijo, tienes derecho a divertirte, claro que sí, porque estamos de vacaciones, pero también tienes que echar una mano en las tareas domésticas».

Que un niño no tenga derechos -y por desgracia, es algo que vemos a diario- es un crimen que todos estamos obligados a combatir, pero que un niño solo tenga derechos y no deberes es peligroso. Es probable que acabe haciendo lo que le dé la gana. Y eso suele traducirse en que la vida familiar se convierte en un infierno. La balanza tiene que estar equilibrada.

Siga leyendo en el blog de Ideal del juez Calatayud.

Más sobre el juez

Si deseas recibir cada semana la newsletter del magistrado, apúntate aquí al Ideal On+.