¿Están multando ya los nuevos drones de la DGT?

¿Están multando ya los nuevos drones de la DGT?

Durante esta Semana Santa se han llevado a cabo pruebas piloto con estos aparatos voladores no tripulados que permiten controlar desde las alturas casi cualquier hecho que tenga lugar en tierra

Á.L.

La tecnología sigue yendo un paso por delante de los que tratan de saltarse las normas incluso en la carretera. Los drones de la Dirección General de Tráfico (DGT) son el último ejemplo al respecto. Durante esta Semana Santa se han llevado a cabo pruebas piloto con estos aparatos voladores no tripulados que permiten controlar desde las alturas casi cualquier hecho que tenga lugar en tierra.

Los drones de la DGT no están poniendo multas. Esa es la primera cuestión a tener en cuenta al hablar de ellos. Porque estos artilugios de momento solo están trabajando en periodo de pruebas y esa circunstancia les impide servir para interponer sanciones a los conductores. Además, no sirven para medir la velocidad a la que circula un turismo porque no están equipados para ello. Su utilidad es diferente.

La DGT ha utilizado los drones durante esta Semana Santa para controlar el tráfico en aquellos puntos conflictivos donde los helicópteros no han estado, o no han podido estar, disponibles. Desde los drones, la DGT ha vigilado el comportamiento de los conductores en atascos y fuera de ellos. Dando con ello un avance de la utilidad que pueden tener.

A corto plazo, los drones de la DGT sí podrán poner multas aunque no por excesos de velocidad. Los drones podrán ser utilizados para vigilar, por ejemplo, si los ocupantes de un vehículo llevan el cinturón, si utilizan el móvil al volante o si viajan menores en los asientos delanteros. El reducido tamaño que tienen y su precisión para grabar a grandes distancias los convierten en grandes aliados de la seguridad en carretera.