Macacos a los que han vuelto locos

Macacos a los que han vuelto locos
REUTERS

Los animales han mostrado signos de sufrir problemas mentales, circunstancia que ha concitado dudas de carácter bioético

A. PANIAGUA

Un equipo de científicos chinos ha clonado a estos cinco macacos que miran a la cámara con ojos sorprendidos. Lo han conseguido a partir de un único mono genéticamente modificado que padecía trastornos del ritmo circadiano. Los investigadores del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencia, en Shanghái, han publicado el fruto de sus desvelos en la revista científica 'National Science Review'.

Las alteraciones del ritmo circadiano –también llamado 'reloj' del cuerpo– están implicadas en un buen número de enfermedades humanas, como el trastorno del sueño, la depresión, la diabetes mellitus, el cáncer y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

El primer individuo ha servido para replicar otros cinco macacos que nacieron seis meses después. Los animales han mostrado signos de sufrir problemas mentales, circunstancia que ha concitado dudas de carácter bioético.

No es lo que piensa, sin embargo, el investigador Qiang Sun, quien ha revisado el programa y asegura que cumple con los estándares éticos internacionales en lo que atañe a la investigación con animales. Los científicos se proponen ahora inducir en los primates enfermedades cerebrales. Se emplean monos porque son lo más parecido fisiológicamente a los humanos.