Japón recibe su bautismo de vino

Japón recibe su bautismo de vino

Provistos de sus bañadores, biquinis y sombreros de paja, hombres, mujeres y niños se sumergen en agua caliente teñida de burdeos como muestra de veneración por el caldo francés

A. JIMÉNEZ

No es una sesión de vinoterapia. De hecho, estos japoneses no se están dando un bautismo de vino, sino que nadan en agua coloreada de rojo. Disfrutan del tercer jueves de noviembre, fecha que merece un brindis. Ese día se homenajea al famoso 'Beaujolais nouveau', el caldo que solo precisa una pocas semanas de fermentación para ser degustado.

Al grito unánime de «El nuevo 'Beaujolais' ha llegado», medio mundo se dispone a a trasegar una especialidad adorada en el país nipón. Provistos de sus bañadores, biquinis y sombreros de paja, hombres, mujeres y niños se sumergen en agua caliente teñida de burdeos como muestra de veneración por el caldo francés.

El insólito baño tuvo lugar en el centro vacacional de aguas termales Hakone Kowakien Yunessun, en Hakone, al oeste de Tokio. Aunque Japón es la primera nación importador de 'Beaujolais', las ventas están cayendo. Ahora se vende una botella por cada 20 habitantes, una proporción que hasta hace nada era de una por cada 12. Los bodegueros galos, por su parte, promocionan el nuevo caldo, este año de un precioso tono púrpura.

Temas

Japon, Tokio
 

Fotos

Vídeos