La tormenta tropical 'Leslie' atraviesa España tras causar destrozos en Portugal

Previsiones sobre el huracán Leslie. / Aemet

El huracán pasa por el tercio norte de la Península con vientos superiores a los 100 kilómetros por hora | Diez provincias están en alerta naranja y 25, en aviso amarillo

COLPISA

El anunciado huracán 'Leslie', rebajado a ciclón o tormenta tropical a su entrada esta madrugada en la península por la costa de Portugal, ha dejado fuertes vientos, lluvia, desprendimientos y derribado árboles, con una intensidad menor de la anunciada en Castilla y León, donde la provincia de Zamora ha sido la más afectada.

Ha dejado en la madrugada y mañana de este domingo rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora en el tercio norte peninsular, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La mayor velocidad del viento provocada por este ciclón se ha registrado en La Pinilla, una estación de esquí de Segovia, donde esta madrugada se han alcanzado las rachas máximas de de 112 kilómetros por hora.

La tormenta ha llegado a España, donde hasta ahora ha causado pequeñas incidencias, tras abandonar Portugal, donde ha dejado 27 heridos leves y decenas de desalojados, cientos de miles de viviendas sin electricidad y destrozos en casas y vías públicas.

La Aemet ha activado para este domingo la alerta naranja (el segundo nivel de aviso en una escala de tres) por tormentas y lluvias en diez provincias: Castellón, Huesca, Zaragoza, Teruel, Tarragona, Lleida, Barcelona, Girona, Navarra e Islas Baleares, en concreto la isla de Mallorca. En aviso amarillo (el nivel más bajo de riesgo en la escala de tres), por lluvias, viento y fenómenos costeros, están 25 provincias: Valencia, Navarra, Alicante, Murcia, Jaén, Granada, Segovia, Madrid, Burgos, Soria, La Rioja, Álava, Bizkaia, Guipúzkoa, Cantabria, Ciudad Real, Toledo, Albacete, Almería, Barcelona, Tarragona, Lleida, Teruel, Zaragoza y las Islas Balereas, además de la ciudad autónoma de Melilla.

Protección civil ha aconsejado a los conductores circular lentamente y no detenerse en las zonas propensas a sufrir inundaciones. También ha recomendado a los habitantes que se mantengan alejados de los árboles, de las cornisas de los tejados y de las zonas en obras.

El suceso más importante en España se ha producido sobre las cuatro horas de esta madrugada al caer un cable de la red eléctrica que durante casi dos horas dejó sin suministro a 390 clientes, entre hogares y empresas, del término zamorano de Guarrate.

El vendaval originó la caída de la rama de un árbol sobre el cable que, al ceder, ocasionó un incendio en la cuneta de la carretera que une los municipios de Guarrate con Fuentesaúco, han informado fuentes de los Bomberos de Toro y de Iberdrola.

Aunque el cable únicamente prestaba servicio a una finca particular, de forma preventiva Iberdrola procedió a cortar el suministro en toda la línea desde la torreta de la que partía, lo que afectó a 390 clientes que recibieron de nuevo la corriente diez minutos antes de las seis de la madrugada.

En la ciudad de Toro, donde este fin de semana se celebran las fiestas de la vendimia, parte de los puestos del mercado medieval organizado con motivo de los festejos han sido retirado de forma preventiva ante las previsiones de viento.

En la ciudad de Valladolid los coletazos del ciclón han provocado la caída de ramas y de algún árbol en parques públicos. Los bomberos han intervenido para retirar un árbol en el cercano municipio de La Cistérniga, a uno seis kilómetros de la capital vallisoletana, y despejar uno de los accesos al Campo Grande, por el Paseo de Filipinos, para recoger unas ramas de grandes dimensiones en el principal parque público de la capital.

325.000 personas sin luz y 27 heridos en Portugal

La relativa calma en España contrasta con lo ocurrido en Portugal. Allí, cerca de 325.000 personas sin electricidad, 27 heridos leves, 61 desalojados y cientos de árboles caídos han sido los principales estragos que dejó esta madrugada la tormenta 'Leslie' a su paso por este país vecino.

Según el último balance de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), se registraron 27 heridos leves que fueron trasladados a centros médicos pero que ya pudieron regresar a sus casas, además de tres personas que recibieron asistencia en el terreno.

Protección Civil registró casi 1.900 incidentes durante la noche del sábado y la madrugada del domingo, la mayor parte (unas 1.200) por caídas de árboles, a las que se sumaron inundaciones y desplomes de estructuras.

Un total de 61 personas tuvieron que ser desalojadas de sus casas por daños en las viviendas o caídas de árboles, aunque la mayoría ya ha podido regresar. También se produjeron algunos accidentes de tráfico y daños en «innumerables coches» que estaban aparcados en la vía pública, así como cortes de carreteras que ya han sido reabiertas.

Los cortes de electricidad afectaron sobre todo a los distritos de Coimbra y Leiria, en el centro del país, donde todavía no ha sido totalmente restablecida por los equipos de EDP distribución, la compañía encargada del abastecimiento. «Los mayores peligros ya pasaron, estamos en el momento en que la curva de incidentes está en fase descendente», explicó a la prensa el comandante distrital de Protección Civil Luís Belo Costa.

Aun así, Protección Civil mantiene las alertas especiales por precaución y los avisos a la población para que evite las zonas con árboles o cerradas por las autoridades.

Unos 1.200 operativos de Protección Civil continúan en el terreno atendiendo las incidencias producidas durante la noche y se mantiene la monitorización de la situación meteorológica.

Temas

Zamora

Fotos

Vídeos