La hija menor de la mujer degollada en Girona confiesa el crimen

Vista de la entrada del inmueble de Banyoles en el que fue hallada la víctima./ Efe
Vista de la entrada del inmueble de Banyoles en el que fue hallada la víctima. / Efe

La asesina confesa admite que mató a su madre adoptiva, de 53 años, con un cuchillo, aunque explica que no recuerda las veces que la apuñaló

CRISTIAN REINOBarcelona

Una joven de 17 años fue detenida ayer por los Mossos d'Esquadra como principal sospechosa de la muerta de su madre, hallada el miércoles por la noche sin vida y con múltiples cuchilladas en su cuerpo en su domicilio, en Banyoles (Girona).

La investigación apunta a que la joven pudo cometer el trágico crimen el miércoles sobre las 9:30 de la mañana, mientras que la mujer, Carmen P., no fue hallada hasta doce horas después, cuando su otro hijo, de 29 años, acudió a la vivienda, en el centro de la localidad. Para entonces, la presunta asesina, que vivía con su madre, ya llevaba horas fugada.

De origen ruso y adoptada hace años, se sospecha que la joven acudió al instituto tras matar a su madre y que con posterioridad, el mismo miércoles, huyó hacia la costa, a Platja d'Aro, donde la familia tiene una segunda residencia, a 60 kilómetros de Banyoles. Allí fue localizada ayer por los Mossos y donde la detuvieron. La Policía catalana dio con ella porque dejó escrito en una nota que colocó en el lugar del crimen que sopesaba suicidarse y dio dos ubicaciones. En el manuscrito confesó además su autoría. Volvió a confesar ayer durante la reconstrucción de los hechos llevada a cabo por la comitiva judicial.

La presunta matricida admitió que había matado a la víctima con un cuchillo, aunque explicó que no recordaba las veces que la apuñaló, ya que el cadáver presentaba diversas heridas de arma blanca. Respecto al móvil del crimen, la menor detalló que actuó así por problemas que tenía con su madre y recordó una discusión que habían mantenido recientemente.

Como menor de edad, pasará hoy a disposición de la Fiscalía de Menores, que solicitará al juez su ingreso en régimen cerrado, el equivalente a la prisión provisional. Se sospecha que mató presuntamente a su madre degollándola. La mujer fue descubierta sin vida, sobre un gran charco de sangre. El arma, un cuchillo, también estaba en el lugar de los hechos, cubierto de sangre.

La víctima, de 53 años, estaba separada y había regentado el Albergue Deportivo Sprint. La presunta homicida, de 17 años, estudia en el instituto y según fuentes del entorno de la familia citadas por Catalunya Ràdio, sufre brotes psicóticos y ha estado ingresada en un centro psiquiátrico.

Más información

 

Fotos

Vídeos