La Guardia Civil advierte de la «técnica de la cremallera» para evitar los atascos

La Guardia Civil advierte de la «técnica de la cremallera» para evitar los atascos

Su utilidad radica en que los coches van accediendo a la misma vía de manera alternativa según el carril

Á.L.

Los atascos están a la orden del día en casi todas las grandes vías del país. En la mayoría de las ciudades nadie no huye de ellos y es habitual encontrarse con alguno casi a diario. Por ello, hay que tener en cuenta algunas circunstancias que eviten ralentizar aún más el tráfico y tomar algunos consejos para ello podría aligerar el tiempo de espera. Uno de esos consejos pasa por llevar a cabo la técnica de la cremallera.

Más sobre el tráfico

La Guardia Civil ha recordado recientemente la efectividad de una medida que permite que los coches no se queden atascados demasiado tiempo en un atasco o en una incorporación. Pues su utilidad es más que evidente y tiene mucho que ver con la solidaridad entre los conductores. Aunque hay quienes apuestan por convertirlo en un sistema «obligatorio» de momento no es así.

Pero ¿en qué consiste? Básicamente el efecto cremallera simula precisamente eso, una cremallera. Su utilidad radica en que los coches van accediendo a la misma vía de manera alternativa según el carril. Por ejemplo, primero el de la izquierda y luego el de la derecha. De tal manera que no se incorporan dos vehículos a la vez ralentizando a los que vienen por detrás.

De esa manera es muy sencillo controlar el tráfico cuando haya una aglomeración de vehículos que quieran acceder a un mismo punto. Con la solidaridad entre conductores se consigue una circulación mucho más eficiente entre los mismos.