Graban a una empleada del hogar robando 9.000 euros pero queda absuelta por «invadir su intimidad»

Graban a una empleada del hogar robando 9.000 euros pero queda absuelta por «invadir su intimidad»

La trabajadora había robado 9.000 euros de la vivienda donde realizaba las tareas del hogar

R. I.

Una empleada del hogar en Pontevedra ha quedado absuelta de todos los cargos que se le habían imputado por robar en la vivienda donde trabajaba. La Audiencia Provincial de la localidad gallega ha decidido absolver a la trabajadora a la que, en primera instancia, habían condenado a dos años de prisión. El fallo judicial esgrime que se invadió la intimidad de la mujer al grabarla.

El juzgado ha sido claro al respecto del fallo. Si bien queda acreditado en las imágenes que la empleada intenta robar 9.000 euros del cajón de una cómoda, la realidad es que el vídeo que la delata fue grabado sin su consentimiento y por lo tanto sin conocimiento de la mujer. Condición esencial para que la prueba pueda ser tenida en cuenta.

Pese a la evidencia de las imágenes, estas no han podido ser utilizadas en contra de la ladrona que sí fue despedida. Un despido que el juzgado sí considera procedente ya que queda acreditado que la trabajadora no cumplió con su cometido al robar. Paradójicamente, no se le puede condenar por ello porque la prueba que existe es inválida en esas circunstancias.