El Gobierno lanza un plan para recuperar a 23.000 emigrantes en dos años

Las ministras Nadia Calviño (i), Isabel Celaá (c) y María Luisa Carcedo. /Efe
Las ministras Nadia Calviño (i), Isabel Celaá (c) y María Luisa Carcedo. / Efe

El Ejecutivo estableció también un proceso de adopción internacional único para todo el país que busca reducir los tiempos de espera.

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

Un plan retorno para facilitar la vuelta a España de parte de los miles de españoles que emigraron durante la crisis en busca de oportunidades en otros países y la reforma del sistema de adopciones internacionales, con el objetivo de reducir los enormes tiempos de espera actuales, fueron las dos grandes medidas de los llamados 'viernes sociales' aprobadas hoy por el Consejo de Ministros. El plan de retorno, bautizado como 'Un país para volver', se marca como objetivo que vuelvan a España para quedarse al menos unos 23.000 emigrantes en dos años, de forma especial muchos de los jóvenes con estudios técnicos y superiores que huyeron desde 2009 del paro y la precariedad.

Se trata de un plan con 50 medidas en el que participan diez ministerios y colaboran autonomías, ayuntamientos, agentes sociales y asociaciones de expatriados. Tiene una dotación de 24,2 millones de euros y espera facilitar la vuelta de unos 10.000 españoles casi de inmediato y de otros 13.000 más antes de que termine 2020.

En cualquier caso, se trata de una cifra modesta, ya que desde 2009 fueron un millón de españoles los que abandonaron el país, un tercio de ellos nacidos en España y la mayoría nacionalizados que han retornado a sus países de origen.

 Uno de los elementos esenciales del proyecto, que asegura incluir es la creación de una plataforma digital. La web específica tendrá una doble finalidad. Por un lado, darle al interesado toda la información burocrática para poder volver y establecer una 'ventanilla única de retorno' en la que pueda recopilar toda la documentación que precisa y resolver todo el papeleo. El segundo instrumento es un 'buscador de empleo', un lugar que quiere poner en contacto a demandantes y empleadores, con el asesoramiento a a ambos de mediadores laborales.

Entre las ayudas que incluye el plan está el aumento de becas Ramón y Cajal y Juan de la Cierva para recuperar para el sistema de I+D+i nacional a jóvenes científicos o investigadores, a los que se les da la oportunidad de continuar sus trabajos en España. Otra es el establecimiento de una tarifa plana de 60 euros mensuales de cuota de autónomos para facilitar el retorno de unos 2.300 emprendedores.

Libertad de elección

El segundo acuerdo del Consejo de Ministros, la reforma del sistema de adopciones internacionales, busca terminar con unos trámites lentos y farragosos que dilatan durante años el momento de la paternidad y mejorar la seguridad de las familias, dos de las defectos clave que explican que las adopciones en el exterior se hayan desplomado de 5.541 en 2004 a 531 en 2017.

El reglamento aprobado este viernes, que unifica el procedimiento en todo el país y centraliza buena parte de los trámites hasta ahora en manos de cada autonomía, permitirá aplicar la reforma legal de 2015.

El Gobierno será a partir de ahora el único interlocutor con los países de origen de los menores: el único que iniciará o suspenderá la tramitación de las adopciones. También, oídas las autonomías, en cada país y quien acredite a las entidades colaboradoras (los intermediarios), que podrán gestionar las adopciones en todo el territorio español. Las familias podrán escoger con libertad qué entidad quieren que tramite su adopción, que tendrá un contrato único y unos gastos idénticos en todo el país.