Así funcionan las placas solares, un modelo ahorrativo y al alcance de cualquier bolsillo

Instalación de paneles solares en el tejado de una casa unifamiliar en Alquife (Granada)./PhotonRenovables
Instalación de paneles solares en el tejado de una casa unifamiliar en Alquife (Granada). / PhotonRenovables

Hoy una instalación es hasta cinco veces más económica que hace diez años, y el plazo de amortización se ha reducido a la mitad, según afirma el delegado en Andalucía de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF)

ÁNGEL ORTE

Las instalaciones fotovoltaicas se han convertido hoy en uno de los reclamos principales para toda vivienda. El ahorro que puede suponer en un futuro a medio plazo convierte esta posibilidad en sumamente atractiva para todos aquellos propietarios de una vivienda, que dirimen sobre qué opción puede acabar resultándoles más rentable. Dicha rentabilidad siempre supone un esfuerzo inicial añadido al atender a otras fuentes de energía, no así hoy día si se decanta por la posibilidad de la luz solar.

En las últimas fechas ha trascendido la decisión del Gobierno de España de suprimir el conocido como 'impuesto al Sol'. Así lo anunció la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, este pasado martes. Lo cierto es que ese impuesto al sol, como tal, no se ha hecho efectivo en momento alguno. En torno a este, se ha generado un mercado que se encuentra en clara expansión. Así lo asegura el delegado en Andalucía de Unión Española Fotovoltaica (UNEF), Fermín Salcedo.

En declaraciones a IDEAL, Salcedo reconoce que el panorama actual de la energía solar ha variado con respecto a la última década. Tal es así que la producción en serie, desarrollada por grandes fabricantes ha posibilitado que hoy, una instalación haya reducido su coste en «hasta cinco veces».

«Cada placa puede costar actualmente entre unos 50 -100 euros, dependiendo de los kilowatios. A diferencia de hace 10, 12 años, hoy su amortización es de, aproximadamente, unos cinco», recalcaba. Y es que, el desarrollo de la industria ha derivado en un incremento de posibilidades para los propietarios de una vivienda, lo que supone el descenso del precio.

La situación en el sur de España

En España, y concretamente en Granada, según el portavoz, existen aproximadamente un millar de instalaciones ya ejecutadas y más de una decena de empresas instaladoras asentadas, dedicadas exclusivamente a las instalaciones fotovoltaicas, en las que destacan los modelos de pymes de varios trabajadores.

Salcedo recuerda que este tipo de energía es efectiva en viviendas donde se desarrolla actividad mientras el sol está presente. Es por ello que se encuentre más arraigado en industrias y otro tipo de edificios donde se llevan a cabo jornadas intensivas. Sin embargo, en España, el principal atractivo es «la radiación solar».

Dicho concepto ha fomentado también ese incremento en el número de empresas. Es en este país donde la legislación aún no contempla opciones como el balance neto como sí sucede en regiones como Estados Unidos, México, Francia o Alemania. La normativa no permite abonar hoy día exclusivamente por la energía consumida, sino que debe hacer frente también al excedente. Sobre esto, el representante confiesa que le gustaría que la ley fuese «algo mejor», pero se congratula por dicho crecimiento.

Finalmente, el delegado de la UNEF, organismo que aglutina a más del 85 por ciento de la actividad del sector en España, recordó la existencia de una serie de ayudas que facilitan los respectivos ayuntamientos y las comunidades autónomas para fomentar la apuesta por la energía solar: «Son subvenciones con fondo limitado, y que dependen de cada comunidad autónoma. La cuantía depende del fondo limitado del que dispone y el plazo establecido. Normalmente quien tiene establecida la amortización en cinco años, no la suele solicitar por los respectivos trámites».

Fotos

Vídeos