Así funciona la 'regla del cuadrado' de la DGT que debes respetar para evitar una multa

Así funciona la 'regla del cuadrado' de la DGT que debes respetar para evitar una multa

Consiste en aplicar una fórmula matemática para saber qué distancia de seguridad mantener en carretera

Á. L.

Aunque la mayoría de conductores no suelan tenerlo en cuenta, no mantener la distancia de seguridad correcta puede suponer una multa. Además del evidente peligro que supone tener que dar un frenazo en carretera y que no se disponga del espacio y el tiempo necesario para detener el vehículo con seguridad. Para evitar ambas circunstancias, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado una regla que sirve para calcular la distancia de seguridad.

Conocida como 'regla del cuadrado', consiste en hacer una pequeña cuenta matemática para determinar correctamente el espacio en metros que hay que mantener con el vehículo de delante. La operación es sencilla: a la velocidad de la vía se le quita el segundo número y el primero se multiplica por sí mismo. Es decir, si la velocidad es de 90 kilómetros por hora, se obvia el 0 y el 9 se multiplica por 9 dando como resultado 81 que son los metros a mantener.

Cabe recordar que no respetar la distancia de seguridad supone una multa de 200 euros y una pérdida de hasta 4 puntos del carnet de conducir. Por ello, aplicar esta simple regla es útil para el bolsillo y para la propia integridad física de los conductores y acompañantes. Más ejemplos:

-100 kilómetros por hora - 10 por 10 que son 100 metros de distancia

-50 kilómetros por hora - 5 por 5 que son 25 metros de distancia

Esta regla tiene una excepción: la lluvia. En caso de que la calzada se encuentre mojada, lo recomendable es aplicar la distancia al doble. Es decir, si la distancia habitual ha de ser 100 metros a 100 kilómetros por hora, si ha llovido, la distancia debe ser 200. El motivo es que la calzada, al estar mojada, se vuelve deslizante y empeora la capacidad de frenado de las ruedas.