Así es la fiesta inglesa de la adrenalina

Así es la fiesta inglesa de la adrenalina
REUTERS

Algunos llevan a rajatabla la etiqueta que marca la ocasión y su elegancia es impecable

SUSANA ZAMORA

El Festival de Cheltenham es más que un espectáculo de carreras de caballos. Más allá de una competición deportiva, la cita que cada año reúne en estas fechas, coincidiendo con la festividad de San Patricio a miles de aficionados en el condado inglés de Gloucestershire desde 1860 es un cóctel de estilismos. Hay quienes lucen llamativos sombreros de dimensiones imposibles y diseños controvertidos; los hay que prefieren exhibirse con trajes estrambóticos y zapatos extravagantes...

De todo hay en la viña de la alta sociedad inglesa. Algunos llevan a rajatabla la etiqueta que marca la ocasión y su elegancia es impecable, y luego están ellos, los verdaderos apasionados de la hípica. Aquellos que están tan metidos en la carrera que se olvidan de su estética, de cómo van o cómo los ven, como este seguidor que lleva colgadas al cuello las fichas de todos los purasangres mientras sigue con sus prismáticos los movimientos del jinete en el que ha invertido su dinero. Trata de no perder detalle y controlar la emoción en una carrera que es pura adrenalina. Las apuestas de caballos no son fáciles. Requieren de formación y buena información. A la vista de la imagen, este aficionado parece estar sobradamente preparado.

Temas

Moda