Muere Àngel Solé, «el mago del calçot», en un accidente de tráfico

El cocinero Àngel Solé./ALBERT BATET
El cocinero Àngel Solé. / ALBERT BATET

El coche que conducía chocó contra un camión en la carretera C-37 a su paso por el polígono industrial de Valls (Tarragona)

VÍCTOR NÚÑEZ

Uno de los productos más típicos de la gastronomía catalana es el calçot, una variedad de la cebolla. Tiene, incluso, una denominación de origen y suele comerse estos días de frío con salsa romesco, carnes y butifarras. En la cocina de Àngel Solé era la verdura estrella y él, además de prepararlo de múltiples formas, se dedicaba a difundirlo en el resto de España y algunos países del mundo. Quizá a partir de ahora su labor sea más valorada. Porque Solé ha muerto este sábado en un accidente de tráfico.

El propietario del restaurante 'Ca l'Àngel' de Valls (Tarragona), ha fallecido al chocar el coche que conducía contra un camión en la carretera C-37 a su paso por el polígono industrial de Valls. El siniestro ha ocurrido a apenas un kilómetro del establecimiento de Solé, que lo había convertido en un auténtico "santuario del calçot." De acuerdo con la información difundida por la agencia Efe, fuentes de la policía local de Valls explicaron que el accidente ocurrió sobre las 7 horas del sábado en la carretera del Pla de Santa María, a la salida de la localidad de Valls. El conductor del camión, que ha dado negativo en las pruebas de alcoholemia y de drogas, permanece detenido en las dependencias de la policía local mientras se instruye el atestado del suceso. Al parecer, el camionero podría haber efectuado un giro a la izquierda y habría podido provocar el accidente.

El alcalde de Valls, Albert Batet, ha mostrado su "consternación" en su cuenta de Twitter. "Estoy consternado y en estado de shock. Un maldito accidente nos deja sin un gran vallenc, un gran amigo y una buena persona. ¡Àngel te añoraremos mucho! Qué injusticia y qué tristeza. No me lo puedo ni imaginar. En Valls estamos de luto", escribió.

Àngel Solé tenía una gran fama en Valls, pero los reflectores del mundillo gastronómico se fijaron en él en el año 2008, cuando preparó, junto con Ferran Adrià, Carles Gaig y Carme Ruscalleda, la cena de la gala para dar a conocer el "Catalán del Año." Lo conocía bien el crítico gastronómico Xavier Agulló. "¡Cuántas inolvidables calçotadas, en su restaurante, en casa, en grandes actos populares y en selectos eventos privados compartimos! Àngel no sólo era el gran mago del calçot de siempre -tenía plantación propia-, sino también el creativo que lo ubicó en la alta cocina, recreando platos fantasiosos y hasta de fusión con este producto que fue el centro de su vida y que, siempre riendo, nos enseñó a amar en todos sus ricos matices", expresó poco después de enterarse de la noticia.

 

Fotos

Vídeos