Así es el 'multaradar CD' de la DGT que lo controla todo: hay 800 en las carreteras

Así es el 'multaradar CD' de la DGT que lo controla todo: hay 800 en las carreteras

La Dirección General de Tráfico lo emplea en más de un tercio del total de cinemómetros que instala en las carreteras

Á.L.

En pleno verano los desplazamientos por carretera aumentan por las vacaciones. Un hecho que dispara los problemas de tráfico relacionados con retenciones, atascos, averías y sobre todo con los accidentes. Estos últimos pueden ocurrir por excesos de velocidad que comprometen al resto de conductores. Por eso, la Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta desde hace algún tiempo con uno de los radares más potentes que existen: el multaradar CD.

Este cinemómetro es un equipo de medición de velocidad casi infalible. Es capaz de medir los excesos con el acelerador hasta en seis carriles a la vez, controlar velocidades de entre 20 y 300 km/h y diferenciar el tipo de vehículo que está circulando. Es decir, el mulitaradar CD tiene la facultad de controlarlo prácticamente todo.

Más sobre tráfico

Además, por si fuera poco, tiene un margen de error muy bajo. En otros países se aplica su 1% de error, aproximadamente 1 kilómetro por hora, para imponer sanciones. En España, por el contrario, el margen se amplía sobre todo teniendo en cuenta la reciente polémica que ha surgido porque la DGT no ha estado aplicándolos bien en muchos de sus radares desde 2010.

El organismo de tráfico instala el multaradar CD en casi cualquier punto porque el aparato en sí es adaptable a muchos entornos. Puede estar dentro de una de las clásicas 'cajas' de la DGT, en el interior de un vehículo camuflado o como radar móvil. Su potencia es tal que permite esa variabilidad y además puede ser controlado a distancia gracias a internet.

Un radar infalible que la DGT instala en 30 de cada 100 lugares donde ubica un cinemómetro. En total, según el RACE, son unos 800 radares de este tipo los que hay en España. Y es que la temperatura tampoco es un problema para estos aparatos y de ahí su facilidad para ser ubicados en cualquier lugar: soportan desde los -20 a los 60 grados centígrados.