Descuentos

Praga, la ciudad que enamora también en otoño

Praga, la ciudad que enamora también en otoño
La capital de la República Checa se convierte en uno de los destinos más demandados para visitar durante esta próxima época del año | Te damos algunas nociones de qué lugares debes visitar
Á. O.

Con el otoño a la vuelta de la esquina, los más intrépidos ya buscan nuevas aventuras. La época en que los árboles comienzan a mudar las hojas logran crear estampas espectaculares en paísajes de zonas que ni se lo imaginan. Uno de los destinos que a buen seguro despertarán su interés es Praga. Y es que la capital de la República Checa, tras el paso del verano vuelve a inmiscuirse en el tiempo propio del gélido invierno. Entre una fase y otra, pasa el otoño y no lo hace inadvertido. Praga es un sitio mágico para visitar en cualquier época del año. Hoy les ofrecemos algunos planes alternativos por si visita la ciudad checa.

El amarillo de las hojas logrará cautivarle. La gran cantidad de edificios neoclásicos o cualquier parque o escultura de ese característico bronce brillarán con muestras propias del paso del otoño. Un amarillo que se acerca más a la felicidad que a la tristeza de un tiempo pasado.

Kampa, Mala Strana y el castillo de Praga

En pleno corazón del río Moldava se erige la conocida isla de Kampa, la cual aún todavía recuerda épocas catastróficas justo bajo el puente de Carlos. Allí, los pequeños canales, parques y algunos cisnes en plena agua le otorgarán una relajación única. Caminando podrán encontrarse con los tres mini Kampa, esculturas del polémico David Cerny, que recrean la presencia de neonatos gateando. Junto a la isla de Kampa se encuentra Mala Strana (ciudad pequeña) donde se ubica, entre otros puntos de interés, la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, regentada por el afamado Niño Jesús de Praga, de quien se asegura trae buena fortuna.

Mala Strana también acoge puntos como la casa donde residió el mismísmo Ludwig Van Beethoven y el muro en honor a John Lennon. Se ubica a los pies del majestuoso castillo de Praga, un rincón en el que se levanta la estructura de un conjunto de castillos del siglo IX. Es el lugar más visitado de la zona y que puede resultar majestuoso. Allí se encuentra la Catedral de San Vito, el Callejón del Oro, donde según cuenta la leyenda, llegó a residir el mismísimo Franz Kafka junto a su hermana.

La Ciudad Vieja

Como decimos, Praga es una ciudad para diferentes ambientes. En la otra orilla del Moldava encontramos la plaza de la Ciudad Vieja, otra de las joyas de la corona, donde se encuentra el famoso reloj astronómico que data del siglo XV, el Clementinum o la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn. Entre la plaza y el puente de Carlos encontraremos también la residencia donde vivió el astrónomo y matemático Johannes Kepler.

Otro de los puntos de especial interés es el Barrio Judío, una de las zonas más llamativas de la capital checa y en la cual se asientan las firmas de lujo. Según narran, se trata de una ciudad reconstruida sobre otra ciudad. Su imponente cementerio deja patente algunas cicatrices que dejó el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.

El Museo Nacional de Praga se encuentra en las inmediaciones de la Ciudad Vieja atravesando la zona más comercial de la capital checa. Además, la casa danzante, Stare Mesto, la torre de la Pólvora y por supuesto, la gran cantidad de establecimientos típicos checos, son otros de los lugares que merece la pena en Praga durante la época de otoño. Muchos de ellos llegan a elaborar su propia cerveza, servida en jarra de dimensiones considerables.

Recuerda que si estás buscando alojamiento aún en Praga, la cadena Barceló Hoteles se encuentra también presente en la capital checa. Hoy gracias a Descuentos Ideal podrás utilizar el código promocional Barceló Hoteles para lograr una rebaja en el precio final de tu estancia. Praga es una ciudad que puedes visitar durante 4 o 5 días, que cuenta con una eficaz línea de metro y tranvía, así como de una facilidad para conocerla caminando. Si la visitas, no te arrepentirás.