Contenido Patrocinado

3 platos turcos que debes probar al menos una vez en la vida

3 platos turcos que debes probar al menos una vez en la vida
Se trata de algunas de las recetas más deliciosas de la gastronomía del país
FRAN JUSTICIA

Turquía es un país rico en cultura, arte y, sobre todo, tradiciones, pero si hay algo que destaca del país intercontinental es sin duda su rica y variada gastronomía, principal reclamo de la mayoría de turistas que se decantan por la zona. Y no, con variada no me estoy refiriendo a los distintos panes con los que puedes comerte un kebab. Turquía es mucho más que eso.

No obstante, no tienes que viajar a Turquía para probar algunos de los platos más sabrosos y conocidos de su gastronomía, y es que existen numerosos restaurantes en España capaces de ofrecerte los sabores y los matices de cada uno de los ingredientes típicos del país. No, tampoco te preocupes por el precio, al menos no si eliges Just Eat y pides comida turca a domicilio, ya que con el descuento Just Eat de descuentos Ideal puedes beneficiarte de un 20% de descuento en tu pedido.

A continuación te dejo algunas sugerencias por las que puedes optar hoy. ¡No te vas a arrepentir!

1. Lahmacum

Es conocida por muchas personas como la 'pizza turca', y es que su parecido con el plato italiano es realmente sorprendente. Básicamente es una base de masa fina sobre la que se coloca carne picada con cebolla, limón, perejil y especias. El sabor es inmejorable, pero eso sí, ten cerca un vaso de agua, ya que suele picar bastante.

2. Köfte

Con este nombre se conoce a una especie de albóndigas que se elaboran con carne picada de ternera o cordero. Las mismas suelen ir mezcladas con diferentes especias, siendo las más habituales el pimentón y el orégano. Además, se mezclan con cebolla picada, verduras y huevo. Te las puedes comer asadas, fritas o al vapor, pero sea como sea, te van a encantar.

3. Corba

En Turquia se le conoce como una sopa, pero si te fijas es muy parecido al salmorejo o al gazpacho español. De hecho, se puede comer frío o caliente. Básicamente se compone de lentejas rojas, yogur y trigo.

Como ves, hay mucho más allá del típico kebab turco, así que olvídate por un día de este recurso fácil y dale a tu paladar el placer de saborear la verdadera comida turca. ¡No querrás comer otra cosa!

Fotos

Vídeos