3 platos que puedes comer fríos este verano

3 platos que puedes comer fríos este verano

Además de estar deliciosos, son muy fáciles de preparar, por lo que no hace falta que seas un as en la cocina

FRAN JUSTICIA

¡Por fin es viernes! Parecía que nunca iba a llegar, pero finalmente ya está aquí. Este día marca para muchas personas el inicio de su más que merecido fin de semana de descanso, un momento perfecto que podemos aprovechar para pasear, ver a los amigos, ir a la playa, poner en práctica nuestro hobbie favorito, etc.

Estoy seguro de que desde luego piensas en mil y una formas distintas de aprovechar tu tiempo libre y en ninguna de ellas figura el hecho de hacer de comer, ya que después del estrés semanal, al menos a mí lo que menos me apetece es ponerme a cocinar.

Por esta razón había pensado pedir algo a domicilio, aprovechando el código promocional Deliveroo de Descuentos Ideal, o bien elaborar un plato rápido que pueda tomar frío en cualquier ocasión. ¡Para algo es verano!

En caso de que te decantes por la segunda opción, voy a recomendarte varios platos que no son nada contundentes y, por ende, no te aportarán más calor del que ya estamos experimentando y además, podrás dejarlos preparados con antelación para consumirlos en cualquier momento sin necesidad de cocinar. ¡Toma nota!

1. Ensalada de frutas y verduras

Es un plato muy nutritivo, el cual aportará una gran cantidad de vitaminas y nutrientes a tu organismo, a la par que evitará que subas de peso. Para elaborarlo sólo tienes que picar tus verduras y frutas favoritas, aunque especialmente te recomiendo la combinación de cebolleta, tomate, pimiento verde, kiwi y naranja. Tras picar los ingredientes, únelos en un bol y aliña la ensalada con un poco de vinagre y pimienta negra. ¡Disfrutarás de un plato 100% refrescante y saludable!

2. Carne mechada

Se trata básicamente de carne de cerdo cocinada en su propia grasa que se suele servir fría con algo de pimienta picada o caliente con alguna salsa, sea como sea, un plato exquisito para cualquier día de verano. Para disfrutar de este delicioso platillo tienes que cortar la cebolla y picarla y, posteriormente, introducir la carne en un bol y añadir la cebolla picada, ajo, laurel, vino, las especias indicadas anteriormente y un chorreón de aceite y vinagre, dejándolo varias horas así. Una vez que se dore la carne, añade el aliño y un poco de agua y sal y déjalo hervir unos 30 minutos.

3. Puré de piña y sábila

La piña es sin duda la fruta del verano junto a la sandía y el mango. Debido a sus componentes funciona como un excelente diurético, por lo que, junto a la sábila, cuya principal función es la hidratación y la desintoxicación, conseguirá eliminar exceso de grasa, así como toxinas nocivas de nuestro organismo, lo que se traduce en que bajaremos algo de peso, por supuesto, siempre y cuando realicemos ejercicio diario y sigamos una dieta estricta. Para conseguirlo solo tienes que cortar muy bien la piña y mezclar con la sábila en una licuadora para que el resultado sea muy líquido.

Con esto tendríamos un fantástico menú para esos días en los que no queremos aparecer apenas por la cocina. Primero, segundo y postre, ¡en verano no cocines!

Fotos

Vídeos