¿Son eficaces los robots de limpieza?

¿Son eficaces los robots de limpieza?

Cada vez más personas se decantan por la tecnología de estos aparatos para limpiar su hogar pero, ¿hasta qué punto son realmente útiles?

FRAN JUSTICIA

La limpieza del hogar es algo que en verano suele pasar totalmente desapercibido, ya que con motivo de las vacaciones por lo general no pasamos mucho tiempo en casa. Sin embargo, cuando volvemos a retomar la rutina en septiembre podemos darnos cuenta de que nuestro domicilio se está convirtiendo en un auténtico hotel cinco estrellas, pero no para nosotros, sino para el polvo, por lo que sí, identificamos la necesidad de que hay que limpiar urgentemente. El problema ahora es, ¿cuándo? Con las vacaciones acabadas, los niños regresan al colegio, tú al trabajo y al final, el uno por el otro, la casa sin barrer.

Esto lleva a muchas personas a requerir una ayudita, y no, no es una asistenta doméstica, ya que a pesar de que esta sería una solución perfecta para nuestro problema, el coste que supondría podría dejarnos en números rojos este mes, por lo que muchos se decantan por adquirir un robot de limpieza, como los que puedes conseguir a buen precio gracias a los descuentos en robots de limpieza de Descuentos Ideal.

Estos aparatos prometen convertirse en grandes aliados de la limpieza de nuestro hogar, llegando a dejar impoluta nuestra casa de forma autónoma sin necesidad de que estemos pendiente de su trabajo y manejo pero, ¿hasta qué punto son realmente útiles? ¡Sigue leyendo y te contamos todo!

Sí, si son inteligentes

Hay muchas personas que se sienten engañadas tras comprar un robot de limpieza. ¿El motivo? Les han vendido oral y visualmente unas características que el producto no presenta o se han dejado aconsejar mal, ya que efectivamente no todos los robots de limpieza son igual de eficaces.

Uno va a comprar un robot de limpieza con la idea de que este va a limpiar todas las zonas de nuestra casa sin que nosotros hagamos absolutamente nada pero ojo, esta es una cualidad que solo algunos pueden llevar a cabo.

Dicho esto, hay que diferenciar entre robots de limpieza inteligentes y robots de limpieza eléctricos. Ambos recorren la casa aspirando o limpiando el polvo, sí, pero unos lo hacen de forma autónoma y otros no, al igual que unos incluso friegan el suelo y otros no.

Así pues, los robots inteligentes tienen un lugar para cargarse y una vez que se han cargado son capaces de recorrer las distintas estancias de tu hogar aspirando o fregando. Tras finalizar la actividad o en su defecto si se han quedado sin batería, volverán a su base de carga de forma autónoma sin necesidad de que tú debas estar pendiente a ellos. En caso de que se les haya quedado algo pendiente, retomarán la actividad una vez que se hayan cargado completamente sin necesidad de que vuelvas a programar la orden, por lo que son perfectos para aquellas familias que pasan mucho tiempo fuera de casa y no pueden limpiar.

Por su parte, los robots eléctricos no son tan inteligentes, por lo que aunque trabajan de forma autónoma, solo se dedican a atrapar el polvo y ni aspiran ni friegan el suelo. Además, si se quedan sin batería interrumpirán la actividad y se quedarán en el sitio esperando que los recojas y los pongas a cargar o les cambies la gamuza con la que limpian, y no son útiles para algunos tipos de suelos, como por ejemplo los suelos cerámicos.

En conclusión, ¿son eficaces los robots de limpieza? Sí, si son inteligentes, es decir, si buscas un robot que limpie, aspire el polvo y friegue el suelo de tu casa de forma autónoma, sí es posible, solo tendrás que adquirir un robot de limpieza inteligente. Eso sí, prepara el bolsillo, ya que suelen ser bastante caros.

En cambio, si te decantas por un robot de limpieza eléctrico, no esperes el mejor de los aparatos. Su eficacia está limitada a su bajo precio, puesto que estos artículos oscilan los 30-35 euros. Por tanto la eficacia dependerá de lo que estés dispuesto a pagar y sobre todo de que te informes al detalle de las características del aparato. ¡Que no te den gato por liebre!