Maeva

El aceite de coco en la cocina: un aliado del que no hay que abusar

El aceite de coco en la cocina: un aliado del que no hay que abusar
Aunque puede resultar beneficioso su abuso puede derivar en enfermedades circulatorias
YOLANDA GUTIÉRREZ

El aceite de coco se está poniendo muy de moda debido a sus grandes beneficios, sobre todo en el ámbito de los cosméticos, peor también está creciendo su demanda como producto para la cocina frente a otros aceites como puede ser el aceite de oliva que venden distribuidoras como Maeva.

El aceite de coco está compuesto por un 90% de grasas saturadas, triglicéridos de cadena media, que también están presentes en la leche materna. Estos triglicéridos van al aparato digestivo al digerirlos y de ahí pasan al hígado y al torrente sanguíneo, lo que implica que su almacenamiento es más complicado y pueden utilizarse como energía. Esta característica ha provocado que algunos estudios hablen de su poder para bajar peso.

Un estudio reciente afirma que consumir entre 15 y 30 gramos diarios de triglicéridos de cadena media, los que están presentes en el aceite de coco, pueden ayudar a acelerar el metabolismo en un 5%. Sin embargo, no todo es tan positivo, y es que este tipo de triglicéridos corren el riesgo de convertirse en grasas saturadas, lo que entre otras cosas aumenta el colesterol.

Así que la mejor opción según algunos científicos es diversificar el uso de los aceites, y consumir distintos tipos para diferentes usos. El aceite de coco no altera sus propiedades con el calor lo que lo convierte en un punto a favor a la hora de cocinar, pero no hay que olvidar que el Aceite de Oliva Virgen Extra también puede resultar muy beneficioso para el organismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos