¿Robots en política? Está ocurriendo ya

¿Robots en política? Está ocurriendo ya

La inteligencia artificial aparece como opción política en un distrito de Tokio

IDEAL.ES

Entre los muchos rasgos que marcan este tiempo se encuentran el descontento con la política y el desarrollo de la tecnología y, en concreto, de la inteligencia artificial. Pero, ¿podría existir alguna relación entre estos dos mundos? ¿Podría la tecnología mejorar la política? Ya está ocurriendo. Una candidatura de inteligencia artificial se prepara para postularse en los comicios del distrito de Tama City en Tokio (Japón). Y sus promesas electorales son interesantes.

Al no permitir la ley todavía que un no-humano se presente a unas elecciones, el hombre tras la máquina se llama Michihito Matsuda, un político con recorrido en este distrito de 150.000 habitantes de Tokio. Este representante, no obstante, ha prometido que si gana los comicios será un robot el que acapare todo el protagonismo y tome las decisiones en su gobierno. De hecho, su imagen ni siquiera aparece en los carteles: sí lo hace un androide con apariencia femenina.

Algunas de las razones que han llevado a Matsuda a decidirse por esta revolucionaria idea son la creencia en que la inteligencia artificial gobernaría con eficacia e imparcialidad, sin pensar en un beneficio propio. Se valora, además, la capacidad de almacenamiento y procesamiento de información de estos robots. Su cerebro sería capaz de valorar millones de supuestos.

De momento, esta candidatura cuenta con el apoyo de personalidades como Norio Murakami, antiguo representante de Google en Japón. La implantación de la robótica en política promete acabar con la corrupción y con la idea de que esta es una profesión más que una vocación. ¿Otro puesto de trabajo en peligro por la tecnología?