La inquietante evolución de los bosques amazónicos

La inquietante evolución de los bosques amazónicos
AFP

El cambio climático y los ejemplares cada vez más jóvenes pueden dar lugar a un nuevo escenario

IDEAL.ES

Un nuevo estudio dirigido por Pierre Gentine, profesor de Ingeniería Ambiental y de la Tierra en Columbia Engineering, acaba de dar varias respuestas pero también de plantear una pregunta. ¿Cómo serán los bosques del futuro? O lo que es lo mismo: ¿cómo se adaptarán al cambio climático?

Su estudio, realizado a través de la observación de teledetección de fluorescencia inducida por el sol, la precipitación, los déficits de presión de vapor y altura y las biomasas del bosque y aérea, deduce que los bosques más altos del Amazonia son más antiguos y resistentes a las sequías al poseer un enraizamiento más profundo.

La fotosíntesis de sus árboles, superiores a treinta metros, es también menos sensible a la variabilidad de precipitación que en otros menores de veinte metros. El estudio de Gentine ha demostrado la importancia de estos dos factores, altura y edad, en la supervivencia de cada árbol.

No obstante, los bosques amazónicos más antiguos son también más frágiles ante la sequedad atmosférica y el calor, algo que se está acentuando cada vez más con el cambio climático. Estos cambios se notarán también en el propio Amazonas y en su repercusión sobre su entorno. La tendencia actual es hacia bosques más jóvenes y sensibles. Su capacidad de adaptación al nuevo escenario es un misterio.