El efecto anti-inflamatorio de las semillas de altramuz

El efecto anti-inflamatorio de las semillas de altramuz

Se trata de una investigación encabezada por la Estación Experimental del Zaidín

IDEAL.ES

Los altramuces, también conocidos como chochos, son unos aperitivos ricos en fibra, proteínas o minerales con un nuevo valor añadido. Y es que la ingesta de sus semillas posee un efecto anti-inflamatorio. Así lo argumenta un nuevo estudio liderado desde la Estación Experimental del Zaidín y desarrollado con investigadores e investigadoras del Hospital Universitario San Cecilio, el Servicio Andaluz de Salud, la Universidad de Burdeos, la Universidad de Western Australia y el SCIRO australiano.

El artículo publicado en 'Journal of Functional Foods' describe las bases moleculares que explican este poderoso efecto anti-inflamatorio de sus semillas. De esta forma los altramuces se atreven a calificar a este alimento de nutracéutico, un término acuñado para productos medicinales de procedencia natural. Los altramuces suponen además una fuente de proteínas de alta calidad alimentaria.

La justificación al efecto anti-inflamatorio de los altramuces se encuentra en un tipo de proteína especial presente en sus semillas, las conglutinas. La consecuencia de su consumo es «una diminución en la producción desde el propio cuerpo de sustancias inflamantes como el óxido nítrico, citoquinas o quimiocinas». De ahí que los altramuces se descubran ahora como «una opción terapéutica para la prevención y tratamiento de enfermedades de base inflamatoria».

Y es que sus semillas además tienen un alto valor nutricional y propiedades preventivas respecto a enfermedades relacionadas con inflamación crónica, como pueden ser la diabetes, la obesidad o enfermedades del corazón entre otras. Su beneficio es por tanto algo muy a tener en cuenta.