Una bola de fuego atraviesa el cielo de Granada a 86.000 kilómetros por hora

Una bola de fuego atraviesa el cielo de Granada a 86.000 kilómetros por hora
METEOROIDES

La enorme velocidad con la que la roca impactó contra la atmósfera hizo visible el fenómeno en gran parte de España

JOSÉ I. CEJUDOGranada

Una bola de fuego atravesó el cielo de Granada en la pasada madrugada con una velocidad «enorme» de 86.000 kilómetros por hora para extinguirse sobre Almería en la pasada madrugada. Así lo observaron los detectores que la Universidad de Granada posee en los observatorios astronómicos de Sierra Nevada y La Sagra, así como en Calar Alto, La Hita (Toledo) y Sevilla, coordinados en el proyecto SMART que monitoriza el cielo para registrar el impacto de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

El fenómeno se registró a las 3:51 de la madrugada del 10 de diciembre y, al haber accedido «bruscamente» a la atmósfera en su impacto, pudo observarse en gran parte del país. El profesor José María Madiedo, titular de la Universidad de Huelva y responsable del proyecto SMART, ha informado que la roca que originó el fenómeno accedió a la atmósfera «sobre la vertical de la provincia de Granada a unos 86 mil kilómetros por hora». «Esta enorme velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, generándose así una brillante bola de fuego a una altitud de 94 kilómetros sobre el este de la provincia», explica.

«Desde allí avanzó en dirección noreste y recorrió una distancia de unos setenta kilómetros en la atmósfera para finalizar a una altitud de 35 kilómetros al oeste de la provincia de Almería», puntualiza Madiedo. «La gran luminosidad de la bola de fuego permitió que pudiese verse desde más de 500 kilómetros de distancia. La roca se destruyó completamente en la atmósfera, sin que ningún fragmento pudiese llegar al suelo», explica el profesor de la Universidad de Huelva, responsable del proyecto SMART.

Este vídeo muestra la trayectoria de la bola de fuego desde distintos observatorios astronómicos: