Estas aves pueden explicar la evolución del lenguaje

Estas aves pueden explicar la evolución del lenguaje
ROY BECKHAM

Un científico japonés cree que las diferencias entre sus cantos pueden ser reveladoras

J. I. C.

La evolución del lenguaje humano es uno de los grandes misterios que todavía están por resolver. Existen múltiples ideas al respecto. Una de ellas fue formulada por el propio Charles Darwin cuando defendió que el ser humano aprendió a comunicarse después de una auto-domesticación forzosa cuando comprendió que la cooperación podría facilitar su vida.

A raíz de este pensamiento se puede plantear la comunicación y la construcción del lenguaje como un producto de las alteraciones cerebrales desarrolladas a partir de la cooperación entre iguales. Muchos científicos han seguido esa línea con el estudio de animales como aves, zorros y bonobós. Estos análisis tienen en cuenta patrones anatómicos, cerebrales, endocrinos y del comportamiento, por lo que sus resultados son prometedores.

El ornitólogo japonés Kazuo Okanoya propuso entonces la observación de dos aves procedentes del mismo ancestro pero diferentes, como el pinzón bengalí y el capuchino culiblanco, procedentes de la familia Estrildidae al sur de Asia. Domesticados desde hace 250 años, las diferencias entre ambos son visibles y también percibibles al oído. Mientras que la melodía del pinzón es bengalí es larga, potente y compleja, con píos y gorjeos, la del capuchino culiblanco es breve y está llena de segmentos acústicos de ruido, con agresividad y fuera de tono.

Okanoya intenta con las diferencias en su canto explicar parte de la evolución del lenguaje humano actual. Resulta que los pinzones bengalís, más domesticados y dóciles que los capuchinos culiblancos, presentaron niveles fecales más bajos en corticosterona, una hormona que aumenta la agresividad y frena el desarrollo cognitivo. La conclusión del ornitólogo es que un ambiente poco estresante, fruto de la domesticación, puede fomentar un mayor desarrollo neuronal que influya en el aprendizaje y en la adquisición del lenguaje, más óptima en pinzones bengalís que en capuchinos culiblancos.

Fotos

Vídeos