Los aborígenes viven en Australia desde hace 50.000 años

El monolito Uluru, de gran relevancia cultural para algunos grupos aborígenes, en Australia. /
El monolito Uluru, de gran relevancia cultural para algunos grupos aborígenes, en Australia.

Un estudio de muestras de cabello ha revelado que los aborígenes se han mantenido en las mismas regiones geógraficas desde entonces

EUROPA PRESSmadrid

El ADN en muestras de cabello de aborígenes en toda Australia a principios de mediados del siglo XX ha revelado que han estado presentes continuamente en las mismas regiones hace 50.000 años. Publicados en la revista 'Nature', los hallazgos refuerzan la fuerte conexión de las comunidades aborígenes con este país y representan el primer mapa genético detallado de la Australia aborigen antes de la llegada de los europeos.

Estos son los primeros resultados del Aboriginal Heritage Project, dirigido por el Centro Australiano de ADN Antiguo de la Universidad de Adelaida (ACAD) en asociación con el Museo del Sur de Australia. Los investigadores analizaron el ADN mitocondrial de 111 muestras de pelo que fueron recogidas durante una serie de expediciones antropológicas notables a través de Australia desde 1928 hasta los años 70.

El ADN mitocondrial permite el rastreo de la ascendencia materna y los resultados muestran que los aborígenes australianos modernos son los descendientes de una sola población fundadora que llegó a Australia hace 50.000 años, cuando Australia aún estaba conectada a Nueva Guinea. Las poblaciones entonces se separaron rápidamente - entre 1500 y 2000 años - alrededor de las costas del este y del oeste de Australia, encontrándose en alguna parte en Australia del sur.

"Sorprendentemente, parece que a partir de este momento los patrones básicos de población han persistido durante 50.000 años demostrando que las comunidades han permanecido en regiones geográficas discretas", dice el director del proyecto, Alan Cooper, director del centro investigador. "Esto es diferente a la gente en cualquier otro lugar del mundo y proporciona un apoyo convincente para la notable conexión cultural aborigen al país. Esperamos que este proyecto lleve a una reescritura de los textos de historia de Australia para incluir la historia aborigen detallada y lo que significa haber estado en sus tierras durante 50.000 años, es decir, alrededor de diez veces más que toda la historia europea que comúnmente se enseña".

Esta es la primera fase de un proyecto de una década que permitirá a las personas con herencia aborigen trazar sus ancestros regionales y reconstruir la historia genealógica de la familia, y también ayudará con la repatriación de artefactos aborígenes.