Philae podría «despertar» en los próximos dos meses

Mosaico de imágenes captadas por la nave Rosetta, durante el aterrizaje de la sonda Philae./
Mosaico de imágenes captadas por la nave Rosetta, durante el aterrizaje de la sonda Philae.

Los científicos de la misión Rosetta aseguran que el módulo necesita 5,5 vatios para la puesta en marcha de su ordenador, 9 para que empiece a escuchar y 19 para que responda

EFEmadrid

Los científicos de la misión Rosetta insisten en que la sonda Philae, que permanece sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, podría despertar este mes o el que viene. El módulo necesita 5,5 vatios para la puesta en marcha de su ordenador, 9 para que empiece a escuchar y 19 para que responda a Rosetta. Así lo ha detallado hoy, en un ciclo de conferencias organizado por la Fundación Ramón Areces, el investigador Laurence O'Rourke, uno de los coordinadores de operaciones científicas de la misión Rosetta en la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Madrid.

El pasado 12 de noviembre el módulo de aterrizaje de Rosetta (Philae) se posó en la superficie del citado cometa y permaneció operativo durante casi 57 horas mediante el envío de algunos datos. Este minilaboratorio, el primer instrumento humano en posarse sobre un cometa, quedó en una zona oscura del cuerpo celeste, por lo que no pudo recargar sus baterías solares y entró en hibernación. O'Rourke ha explicado que a medida que el cometa se acerca al Sol, las posibilidades de que Philae despierte aumentan. Para ello, la sonda necesita tener potencia suficiente en sus paneles solares para permitir el funcionamiento de sus instrumentos.

Sin embargo, esto no es suficiente, ha añadido este experto, ya que también es imprescindible que la temperatura interna de Philae aumente (-45 grados es la temperatura límite a la que podría funcionar). En este ciclo también ha participado Jorge Potti, director general de Espacio de GMV, quien ha confiado en el despertar de Philae, y Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA, que ha asegurado: "cuantas más respuestas se consiguen del espacio, más preguntas se generan".

Inspiración para nuevas generaciones

Sobre Rosetta, Giménez ha dicho que ha logrado cumplir los objetivos de "fascinar, innovar e inspirar a las nuevas generaciones". Por su parte, Rafael Rodrigo, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha señalado que aún queda mucha misión, para ver qué pasa cuando el cometa se acerque al Sol: el máximo de acercamiento se producirá el 13 de agosto, a 186 millones de kilómetros.

También, queda por ver si Philae se despertará y podrá mandar datos de alguna muestra de la superficie del cometa. "Aun así, es un hito para la ciencia comentaria y Europa tiene que estar orgullosa de su liderazgo", ha subrayado.