El planeta Marte es más conocido que el fondo marino de la Tierra

El mapa creado, sin precedentes, revela miles de montañas inexploradas en los confines del océano/
El mapa creado, sin precedentes, revela miles de montañas inexploradas en los confines del océano

El mejor mapa del fondo del mar, realizado por la NASA, señala miles de montañas inexploradas

MERCEDES BARRUTIA

Un equipo de investigadores de la Agencia Espacial Europea y del Jason-1 de la NASA ha recopilado información del fondo marino gracias al satélite CryoSat-2, capaz de capturar características geológicas submarinas gracias a la medición de la gravedad. El mapa creado, sin precedentes, revela miles de montañas inexploradas en los confines del océano. El trabajo se publica en la revista Science.

El hombre, por suerte para algunos ecosistemas, no puede llegar a todas partes. Así ha quedado demostrado gracias a un mapa del fondo del mar único en el mundo, realizado por científicos de la NASA, que ha mostrado la existencia de miles de montañas sin explorar. "Sabemos más de Marte que del fondo del mar", explica uno de los científicos que ha realizado la imagen. Los científicos aseguran que "la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines a principios de este año ha aumentado la conciencia global sobre el escaso conocimiento de nuestras profundidades del océano".

La imagen realizada muestra el relieve del fondo y el subfondo marino. El mapa ha sido realizado gracias "la fuerza de la gravedad, que refleja la topografía y la tectónica del fondo del mar", dice el director del estudio, David Sandwell, y geofísico de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California. La orogénesis muestra "una cordillera en medio del océano bajo el Golfo de México con una longitud aproximadamente igual a la anchura de Texas", dicen los científicos. Otra curiosidad es una cresta en el Atlántico Sur, al oeste de Angola, de unos 800 kilómetros de largo "que se formó justo después de que el continente América del Sur se separase de África", cuenta la investigación.

Algunas montañas submarinas alcanzan los 1.600 metros de altura desde el fondo del mar, la mayoría cubiertos por una capa de sedimentos de varios kilómetros de espesor. "Saber dónde y cuándo existieron dichas crestas es esencial para descifrar el pasado geológico del planeta Tierra", explican los científicos que han realizado la investigación.

Para realizar la investigación se empleó el satélite CryoSat-2, puesto en marcha para la vigilancia de los cambios en el espesor del hielo marino que flota en los océanos polares y las variaciones en el espesor de las grandes capas de hielo que recubren Groenlandia y la Antártida. Una técnica que puede resultar menos eficaz que los haces acústicos de los buques pero que presenta una "cobertura global mucho mejor y un método mucho más barato, sobre todo porque estamos en su mayoría usando datos de satélite que se recogieron para otro propósito", cuenta Sandwell.

El mapa supone una investigación de gran valor para la ciencia, pero también es cierto que los datos registrados pueden resultar de gran valor para la inteligencia militar así como para la explotación y extracción de petróleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos