El camarero andaluz no reconocido por su padre millonario recibirá una herencia astronómica

El camarero andaluz no reconocido por su padre millonario recibirá una herencia astronómica

La familia del fallecido destruyó los restos mortales para impedir que se pudiera realizar una prueba de ADN

IDEAL.ES

La relación amorosa existente entre un adinerado empresario de Utrera y su sirvienta era algo conocido por todos los allegados y conocidos, sin embargo, cuando la mujer se quedó embarazada, el hombre negó su paternidad y nunca reconoció al retoño como su hijo. En la actualidad, el fruto de aquel romance tiene 60 años, trabaja como camarero en Palma y se ha convertido en noticia tras ganar un duro pulso judicial a sus hermanos biológicos.

Todo empezó a raíz de un recurso que los hijos reconocidos del fallecido millonario interpusieron a una sentencia en la que se indicaba que el padre tuvo que pagar una indemnización a la sirvienta en 1964. Ahora, la Audiencia de Sevilla ha determinado que los hijos biológicos deben compartir su herencia de dos millones de euros con el camarero.

El abogado del hijo no reconocido explica que los hermanos de su defendido destruyeron los restos de su padre para impedir que se pudiera realizar una prueba de ADN, sin embargo, el juez ha dado la razón al camarero, que ha resultado ser hijo del fallecido. Y es que, según el letrado, el padre se negó en vida a reconocer su paternidad y a ayudar económicamente al fruto de su aventura amorosa, con quien, además, guarda un “parecido extraordinario”.

La sentencia ha sacado a la luz que la esposa y los hijos del fallecido ordenaron la incineración del cuerpo, cuando el juez pidió la exhumación del cadáver. Ante estos hechos, se considera que la familia tuvo una “actitud obstruccionista” y, ahora, tendrán también que pagar las costas del juicio. El abogado del camarero, aunque satisfecho con la sentencia, sospecha que existe un patrimonio oculto que la familia pretende mantener en secreto.

 

Fotos

Vídeos