Ana Botín llega a Twitter para hablar de «yoga», «té» y «otras inquietudes»

Ana Botín llega a Twitter para hablar de «yoga», «té» y «otras inquietudes»

La presidenta del Santander debuta en Twitter, donde hablará sobre sus inquietudes, como el té y el yoga. Son pocos los ejecutivos del Ibex 35 que se aventuran en este resbaladizo mundo

Ana Patricia Botín, la presidenta ejecutiva del Banco Santander, se ha abierto una cuenta en Twitter. Responde a las señas de @AnaBotin. En menos de dos semanas ha conseguido 15.859 seguidores, cosa nada extraña en una de las mujeres más poderosas del mundo. La banquera quiere demostrar que más allá de las vicisitudes de la entidad financiera que dirige le interesan otros asuntos, sobre los que a partir de ahora opinará. Sus inquietudes son muchas y variadas, y van desde la educación, el arte y el emprendimiento al yoga y el té. La directiva del Santander no da puntada sin hilo. Su iniciativa ha acontecido días antes de viajar a Sillicon Valley, la capital del mundo tecnológico.

La digitalización interesa al consejo de administración de la entidad, cuyos miembros han acompañado a Botín a la bahía de San Francisco. Su debut en Twitter tiene que ver más con este deseo de estar presente en el escenario digital y no tanto con un deslumbramiento repentino por los entresijos del pájaro azul.

Botín ya había abierto una cuenta en la red social en 2014, pero ha sido ahora cuando la ha estrenado. Entre las personas e instituciones a las que sigue figuran Christine Lagarde, presidenta del FMI; la Escuela de Música Reina Sofía, y la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD). Por ahora se ha mostrado prudente y no ha dado muestras de incontinencia verbal. Desde que activó la cuenta, el 7 de febrero, ha publicado 27 tuits, los últimos ayer mismo sobre la «fantástica» obra de la artista Fernanda Gomes, que forma parte de la colección del empresario brasileño Luís Paulo Montenegro que se exhibe en las salas de la Fundación Banco Santander, en Madrid.

Como su madre, Paloma O'Shea, Ana Patricia Botín adora la música. Por eso no es de extrañar que una de las primeras personas a las que ha decidido seguir sea Julia Sánchez Abeal, directora general de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, un conservatorio que preside su progenitora. Además, la financiera quiere estar al tanto de las actividades de la red Alastria, la primera entidad española que pretende dar validez legal a la tecnología 'blockchain', creada por Bitcoin para garantizar la seguridad de las transacciones. El cofundador de Twitter, Jack Dorsey, se ha apresurado a dar la bienvenida a la presidenta del Santander. Un detalle. No lo hace con todos.

Gerifaltes tuiteros

Quién sabe si Botín se enganchará al adictivo mundo de las redes sociales. Por lo general, los ejecutivos de las grandes corporaciones delegan en un experto la publicación de sus comentarios en internet. ¿Hará lo mismo la presidenta del Santander?

Ya se sabe que Twitter es un arma de doble filo: se llega a mucha gente, pero a veces los patinazos se pagan muy caro. Pese a los riesgos que comporta, los expertos aconsejan a los directivos que usen las redes, dado que generan una cercanía entre el titular de la cuenta y sus seguidores.

La importancia del paso dado por la hija de Emilio Botín estriba en que es la primera ejecutiva de un gran banco español que apuesta por asomarse a Twitter, algo inusual en el mundo de la gran empresa, a no ser que se trate de gerifaltes de tecnológicas. En su oficio está dar ejemplo. Uno de los pocos financieros que no tienen miedo a los trolls y otros odiadores es el presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, que dispone de una legión de 83.000 seguidores.

Los mandamases españoles del Ibex 35 son poco proclives a revelar sus cuitas en Twitter. Y si disponen de cuentas las emplean muy poco, lo estrictamente necesario para difundir mensajes oficiales. No es el caso de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, que cuenta con 65.000 seguidores y que tuitea sobre tecnología y maratones, su gran afición. Es tan locuaz que hasta ahora ha publicado 33.800 mensajes.

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, se unió en marzo de 2016 a la red y tiene 2.271 seguidores. En su perfil, el dirigente de la aseguradora se declara amante de las «nuevas tecnologías, el cine, la historia y la bici de montaña». Aparte de publicitar los eventos de Mapfre, Huertas recomienda planes de fin de semana para disfrutar de la naturaleza, comenta las películas que le han gustado y publica fotos, como la de la última gran nevada en Madrid. Por su parte, al presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, le siguen 7.415 usuarios. Entre los más de sus ochocientos tuits son raros los que no se ciñen al campo energético y a la empresa que comanda.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, cuenta con 65.000 seguidores en Twitter.

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, se unió en marzo de 2016 a Twitter y tiene 2.107 seguidores.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, se interesa en las redes por la energía.

Ana María Llopis, presidenta de Dia, es seguida por 17.300 personas.