Objetivo: sin residuos en la cuneta

El proyecto Libera lanza una campaña para evitar esta práctica, que afecta tanto al medio ambiente como a la seguridad vial

COLPISAMadrid

Libera, el proyecto creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, se ha fijado un nuevo objetivo en su lucha por evitar la proliferación de residuos: las cunetas, que se han convertido en un gran 'contenedor' de 'basuraleza', el término acuñado para denominar a los residuos que aparecen en nuestro entorno. Bajo el lema 'Tirar basuraleza en la carretera nunca lleva a un buen lugar', Libera ha comenzado una nueva campaña con apoyo de la Dirección General de Tráfico (DGT). 

A pesar de que no existe apenas bibliografía científica sobre este problema y ningún texto relevante a nivel nacional, según un estudio sobre el abandono de residuos en cunetas en Estados Unidos -una muestra de casi 10.000 personas y realizado hace una década-, Este estudio identifica como fuente principal de estos residuos a los propios usuarios de las vías de transporte: conductores (en un 53%) y peatones (en un 23%).

La campaña puesta en marcha desde Libera muestra en qué podrían convertirse los pueblos si no se frena el abandono de residuos en cunetas y carreteras a través de unas son algunos de ellos. Entre las principales consecuencias que tiene el abandono de residuos en cunetas se encuentra el riesgo de incendios. Las colillas mal apagadas o los restos de cristales que acumulan luz en un punto y provocan el llamado efecto lupa son algunos ejemplos de residuos que pueden provocar que se inicie una ignición. De hecho, según Reforesta, las colillas se encuentran detrás del 3,25% de los incendios forestales que se dieron en España entre 2004 y 2013.

Por otro lado, destaca que la acumulación de basura aumenta el riesgo de inundaciones al impedir el correcto funcionamiento de las vías de encauzamiento del agua. Además, la presencia de estos residuos también pone en peligro a conductores y transeúntes, al obligarles a sortear los impedimentos. De hecho, según un estudio realizado en 2008, al menos un 80% de los conductores han sufrido este tipo de situaciones..

Aunque constituyen un porcentaje bajo de los deshechos abandonados en arcenes (un 6,6%), restos como frigoríficos, termómetros, latas de pintura o baterías de coche tienen un alto impacto en el entorno. El origen del abandono de residuos es, en última instancia, el comportamiento incívico de los ciudadanos. Aunque no hay un perfil señalado, según un estudio de Libera presentado en Badajoz junto a la campaña, por lo general,. En cuanto a las razones de por qué se arroja basura en las cunetas, hay tres principales. En primer lugar, un factor fundamental es el estado de limpieza del espacio. Así, aquellos lugares que ya cuentan con basuraleza suelen tender a que se ensucien más que aquellos espacios que están completamente limpios.

Por otro lado, el grado de pertenencia a un espacio influye también en el abandono de residuos. El llamado sentido de lugar hace que una carretera o un camino nos despierte menos sensación de pertenencia que una casa o el jardín de nuestro vecino. Por último, otro factor que hace que se arroje un desecho al entorno es la disponibilidad de contenedores cercanos. De hecho, la presencia a poca distancia de una papelera disminuye la cantidad de desechos en casi un 20%. 

Educación

Para poder fin al abandono de residuos es necesario incidir en la importancia de la educación y hacer que todos los agentes que participan en la generación de residuos participen de manera activa para acabar con este problema. En este sentido, la ciudadanía debe adoptar nuevos hábitos de consumo responsable; las instituciones públicas han de poner en marcha campañas de concienciación a la ciudadanía; el sector industrial, también puede contribuir a través de medidas preventivas en el marco de la innovación y el ecodiseño de los productos de consumo; y, por último, las organizaciones ambientales, cuya labor es fundamental realizando acciones de sensibilización y concienciación.

«Los ciudadanos deben comprender las consecuencias que tiene un gesto tan incívico como es tirar un residuo a una cuneta. Esta falta de responsabilidad requiere incidir en la sensibilización como principal herramienta para lograr un cambio de conducta en la sociedad», aseguró Sara Güemes, coordinadora del proyecto Libera de Ecoembes.

Por su parte, Miguel Muñoz, coordinador de SEO/BirdLife destacó que «la conciencia ambiental debe formar parte de todos en cualquier situación. La gran diversidad de paisajes que vemos en nuestros trayectos por carretera debería ser un recordatorio de la gran riqueza natural que tenemos en nuestro país y de la responsabilidad que tenemos de mantenerla en buen estado para las generaciones futuras».