El guardia civil de 'La Manada' seguirá en libertad provisional

Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de 'La Manada'. / EFE

Los funcionarios confirman que fue a sacarse el pasaporte y no a consultar

AGENCIASPamplona

El guardia civil Antonio Manuel Guerrero, condenado a nueve años de prisión por abusos sexuales en los Sanfermines de 2016 junto a otros cuatro miembros de La Manada, seguirá en libertad provisional hasta que la Sección segunda de la Audiencia de Navarra emita el auto tras la vista celebrada hoy. Durante más de cuatro horas, los tres magistrados han escuchado el testimonio de los nueve testigos citados por las partes -los de la defensa por videoconferencia desde Sevilla-, para decidir si revocan su libertad condicional tras el intento de Guerrero de obtener el pasaporte.

Aunque cabía la posibilidad de que el tribunal comunicara su decisión verbalmente a las partes una vez acabada la vista, los magistrados no se han pronunciado hoy, por lo que Guerrero seguirá en libertad hasta que se emita el auto, que puede tardar varios días en llegar, según ha indicado uno de los abogados a los medios de comunicación.

«Parece que de inmediato no va a ser, por lo que nos han manifestado», ha señalado el abogado Víctor Sarasa, letrado del Ayuntamiento de Pamplona, que ejerce la acusación popular en este caso junto al Gobierno de Navarra.

En la vista de hoy, ha explicado, las acusaciones, tanto la Fiscalía como la acusación particular ejercida por la víctima y las acusaciones populares, han pedido el inmediato ingreso en prisión de Guerrero por su intento de obtener el pasaporte en la oficina del DNI de Tablada (Sevilla).

Las acusaciones, ha apuntado, han pedido que se revoque la libertad provisional fundamentalmente por el riesgo de fuga, «que se ve incrementado por las actuaciones de este señor, tendentes a la obtención de un pasaporte sabiendo que no lo podía obtener».

«Quiso sacarse el pasaporte»

Sarasa ha comentado que la versión de Guerrero, en el sentido de que fue a hacer una consulta a la oficina porque su pasaporte había caducado y debía entregarlo en el juzgado, ha sido «diametralmente opuesta» a la de los funcionarios que han testificado hoy.

Los funcionarios, ha aseverado Sarasa, han confirmado hoy que el guardia civil «no consultó nada» y que «simplemente quiso sacarse el pasaporte»

«Creo que hay motivos suficientes para revocar el auto y que tenga que ingresar en prisión, fundamentalmente por el riesgo de fuga, que es lo único que nos ha venido moviendo a nosotros desde el principio», ha insistido.

Más información

Fotos

Vídeos