¿Cómo afectará el Brexit a las empresas de la UE?

¿Cómo afectará el Brexit a las empresas de la UE?

Sin un acuerdo definitivo, el comercio con el Reino Unido se regulará mediante las normas generales de la Organización Mundial del Comercio

A.O.

Aunque todavía no existe un acuerdo oficial para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), a partir del próximo 30 de marzo de 2019 el país será considerado como un estado independiente, por lo que las empresas de la UE deben prepararse para los cambios que se avecinan. Pero, ¿cómo afecta el Brexit a las empresas?

Sin un acuerdo definitivo, el comercio con el Reino Unido se regulará mediante las normas generales de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

¿Qué empresas se verán afectadas?

Para empezar, las empresas sólo se verán afectadas si vende bienes o presta servicios al Reino Unido, si compra o recibe servicios de este país o si transporta dentro de sus fronteras.

¿Cómo les afectará?

-Se deberán presentar declaraciones aduaneras y las autoridades podrán exigir garantías para deudas aduaneras potenciales o existentes.

-Se aplicarán derechos de aduana a los bienes que entren en la UE procedentes de Reino Unido.

-Podrán aplicarse prohibiciones o restricciones a bienes procedentes de este país y, por tanto, podrán exigirse certificados de importación o exportación.

-Los certificados expedidos en el Reino Unido dejarán de ser válidos en la UE.

-También dejarán de ser válidas las autorizaciones de simplificaciones o procedimientos aduaneros expedidos en el Reino Unido.

-Tampoco serán válidas las autorizaciones de operador económico autorizado (AEO).

-Los Estados miembros aplicarán el IVA a los bienes que entren en la UE a través del Reino Unido. Las exportaciones estarán exentas.

-La normativa sobre la declaración y el pago del IVA sufrirá cambios.

-Para transportar bienes al Reino Unido será necesaria una declaración de exportación.

-Aquellos bienes que estén sujetos a impuestos especiales en Reino Unido requerirán un documento administrativo electrónico (eAD).

¿Cómo deben actuar las empresas afectadas?

-Se debe registrar la empresa ante la autoridad aduanera nacional.

-Considerar si la empresa está capacitada para continuar manteniendo relaciones comerciales con el Reino Unido (personal formado, sistemas informáticos y autorizaciones aduaneras).

-Consultar las simplificaciones de las que se puede beneficiar la empresa, tal como reducciones en el importe o simplificaciones para los procedimientos de tránsito.

-Solicitar el estatuto de operador económico autorizado.

-Registrarse en un Estado miembro EU27, en el caso de estar registrado en la Mini Ventanilla Única del IVA en el Reino Unido.

-Presentar solicitudes de devolución del IVA antes del 29 de marzo.

-Valorar la necesidad de formar al personal en materia de aduanas.