Hasta 7.000€ de multa si compras bolsos o pulseras en la calle: la ley que divide a Europa

Manteros en Granada./ALFREDO AGUILAR
Manteros en Granada. / ALFREDO AGUILAR

«Comprar una mochila, un vestido o un collar en la playa al pobrecillo que tanta ternura me provoca, significa ayudar a la criminalidad»

IDEAL.ES | EFE

Entre 100 y 7.000 euros de multa. Esa es la sanción que puede caerte a partir de ahora si compras un producto de venta ambulante en Italia. El vicepresidente del país transalpino, Matteo Salvini, ha decidido reforzar la ley 99 del 23 de julio de 2009, que contemplaba esta norma, asegurando que, desde ahora, las multas serán ejecutadas como parte de un plan para combatir el negocio de las mafias de imitación.

De esta forma, Italia también destinará «algunos millones de euros» confiscados a la mafia para aumentar los controles policiales en sus playas y tratar así de acabar con la venta ambulante ilegal, anunció hoy el ministro del Interior, Matteo Salvini.

El ministro ultraderechista presentó el plan Playas seguras para la temporada estival y denunció que detrás de la venta de pequeños objetos veraniegos por parte de comerciantes ambulantes en el litoral, generalmente inmigrantes, está la mafia.

«Comprar una mochila, un vestido o un collar en la playa al pobrecillo que tanta ternura me provoca, significa ayudar a la criminalidad organizada y no al pobrecillo», advirtió, por lo que instó a los italianos a ser «responsables» y no comprar.

El plan anunciado cuenta con «algunos millones de euros» que no precisó para aumentar las patrullas policiales sobre la arena y combatir este fenómeno.

El dinero provendrá, explicó, del Fondo justicia único«, con el que el Estado gestiona el patrimonio confiscado por causas penales. Esas inversiones ayudarán »a algunos ayuntamientos a pagar sueldos extraordinarios a los agentes de Policía local, que podrán patrullar y controlar las playas afectadas« por este fenómeno.

El plan también incluye el «Daspo urbano», una medida similar a la prohibición de acceder a recintos deportivos a personas con antecedentes, pero que en este caso prevé alejar de las ciudades a sujetos con conductas impropias, además de sanciones económicas.

La idea, refirió Salvini, es aplicarla en las zonas de alta densidad turística «infestadas de (vendedores) ilegales».

El nuevo ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno que controla con el Movimiento 5 Estrellas siempre ha apostado por dar mayores poderes y herramientas a la Policía.

En este sentido ha dotado con pistolas eléctricas (taser) a las fuerzas del orden de once ciudades, en fase experimental: Milán, Nápoles, Turín, Bolonia, Florencia, Palermo, Catania, Padua, Caserta, Reggio Emilia y Brindisi.

Fotos

Vídeos