Detenida una mujer por matar a cuchilladas a su padre en la localidad valenciana de Godella

Momento en el que sacan de la casa el cuerpo sin vida del hombre. /
Momento en el que sacan de la casa el cuerpo sin vida del hombre.

La presunta parricida, que podría sufrir problemas mentales, ya había protagonizado varios incidentes

JAVIER MARTÍNEZ

Una mujer de unos 30 años de edad fue detenida ayer por el asesinato de su padre tras una discusión en el domicilio familiar en la localidad valenciana de Godella. El crimen tuvo lugar el lunes por la noche en una vivienda situada en la carretera de Rocafort, donde residían la víctima y su hija, según informaron fuentes policiales. Varias patrullas de la Policía Nacional y Policía Local acudieron con urgencia al lugar y detuvieron a la presunta parricida. También se movilizó una ambulancia del SAMU, pero los sanitarios no pudieron hacer nada para salvar la vida de la víctima.

Tras ser alertados del apuñalamiento, dos agentes de la Policía Local de Godella se desplazaron al domicilio y auxiliaron al hombre; y al mismo tiempo, una patrulla de la Policía Nacional arrestaba a la mujer, que no ofreció resistencia. La primera llamada que recibió el 112 alertó de que el hombre se estaba desangrando como consecuencia de las heridas de arma blanca.

Una vez que el médico certificó el fallecimiento del hombre, agentes de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Valencia se hicieron cargo de las investigaciones, según señalaron a Las Provincias fuentes policiales. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la autopsia después de que el juez de guardia supervisara la inspección policial.

La detenida sufre, al parecer, problemas mentales, según la Policía Local, y ya había protagonizado varios incidentes violentos con anterioridad en la población. La Policía Local la redujo en una de estas ocasiones y la trasladó al Hospital Arnau de Vilanova para que recibiera asistencia psiquiátrica. La mujer, según señalan las mismas fuentes, protagonizaba los hechos violentos cuando no tomaba la medicación.

Con este último caso, se elevan a 32 los parricidios registrados en la Comunitat desde el año 2000. Catorce hombres y 18 mujeres han perdido la vida a manos de sus hijos en 29 parricidios, tres de ellos dobles, en los últimos 17 años. Delirios transitorios, alteraciones afectivas y de conducta, alucinaciones, manías persecutorias o brotes de esquizofrenia acaban muchas veces en tragedia. Una de las últimas víctimas fue un anciano que murió en el hospital después de ser agredido por su hijo en Real de Gandia. El suceso se produjo el 24 de junio del año pasado, cuando el hombre de 80 años sufrió una brutal agresión con puñetazos en la cabeza, patadas en la barriga y golpes contra el suelo a manos de su hijo, que estaba en estado de embriaguez. Cuatro días después el anciano perdía la vida a consecuencia de las graves heridas.