8 cosas que desconocías sobre la grasa abdominal: ¿de dónde viene y cómo eliminarla?

8 cosas que desconocías sobre la grasa abdominal: ¿de dónde viene y cómo eliminarla?

Los expertos recomiendan evaluar el perímetro de la cintura y que éste no supere los 88 centímetros en mujeres o los 102 en hombres

IDEAL.ES

Los esfuerzos se centran en estas fechas por acabar con toda la grasa abdominal de cara al próximo verano. Si bien es cierto que, además de por pura estética, es recomendable reducir los índices de lípidos en especial los de la barriga para evitar problemas como la diabetes o la disfunción eréctil. Te presentamos ocho motivos por los que debes ponerte manos a la obra.

Lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de comer pan o si lo tomas cada día

'Cómo hacer toallitas húmedas gratis en tu propia casa', el exitoso vídeo de una madre

La primera es que puede afectar a la vida sexual de los hombres. La barriga cervecera tiene menos masa muscular y sus niveles de libido y energía disminuyen en comparación con aquellos que se encuentran en forma. Desde ABC se asegura que la disfunción eréctil es una consecuencia de la diabetes, y que llega afectar casi al 50 por ciento de aquellos que padecen la enfermedad.

El perímetro de la cintura (88 cm en mujeres y 102 en hombres como máximo) es un buen indicador. Todo lo que supere esa cuantía puede suponer un riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares tres veces más en comparación a otras personas. La acumulación de lípidos en la barriga aumenta en un 20 por ciento el riesgo de fallecer.

La grasa abdominal es metabólicamente más activa. Desde DiaproKai avisan de que es sencilla de eliminar al principio, pero si se deposita durante mucho tiempo es muy difícil. Todas estas personas que cuentan con bastante grasa abdominal son propensas a sufrir diabetes de tipo 2. Por tanto, reducirla es una opción para controlar diferentes problemas.

La realidad es que es más frecuente la acumulación en hombres que en mujeres. Las féminas tienden a acumularla alrededor de caderas, nalgas y muslos, lo que no afecta a órganos interiores. En el hombre sí.

Finalmente destacamos que los diabéticos son propensos a perder menos grasa abdominal que quienes no la padecen. La ubicación de los lípidos es más importante incluso que la cantidad. De hecho los expertos recuerdan la importancia de controlar el perímetro de la cintura. Y es que la acumulada en la zona del vientre puede servir como puente para la aparición de enfermedades crónicas de cierta gravedad.