Indignación por la 'escandalosa' entrada que le cobraron a un bebé en el Camp Nou

Indignación por la 'escandalosa' entrada que le cobraron a un bebé en el Camp Nou

Una mujer acudió junto a su marido, su bebé y unos amigos a ver el partido de vuelta de la Supercopa, y se llevaron una sorpresa desagradable

IDEAL SOCIEDADGranada

Rosó Castellsagués es una administrativa de Cubelles, culé hasta la médula y proveniente de una familia humilde de culés, cuyos miembros, aunque nunca han podido hacerse socios, se sienten parte de la gran familia azulgrana. Sin embargo, ese sentimiento por los colores del Barça se ha visto empañado por el trato que recibieron ella y su bebé, cuando acudieron a ver el partido de vuelta de la Supercopa de España, junto a unos amigos.

Al parecer, esta culé indignada tuvo que pagar 54 euros para que su bebé de 10 meses pudiera acceder al Camp Nou. Y tal fue su decepción, que no dudó en escribir una carta a El Periódico para denunciar el trato recibido:

Mi familia y unos amigos decidimos ir al Camp Nou a ver la Supercopa. Compramos seis entradas por internet. Ellos son una pareja y un adolescente; nosotros, una pareja, un adolescente y un bebé de 10 meses. Al llegar a la puerta 40 nos dijeron que el bebé tenía que tener entrada. Me encontré con mi niña en brazos y que los demás habían entrado; mi marido tuvo que volver a salir. Me sorprendió, porque siempre había oído que los niños hasta los seis años no pagaban. Debía ser por seguridad, para controlar la cantidad de gente que entraba... Pues no. En las taquillas de la puerta 15 nos dijeron que en el Gamper y en este partido pagaba todo el mundo aunque no ocupara asiento. Que teníamos que comprar una entrada para el bebé. No quedaban entradas por nuestra zona, así que a fin de cobrar como fuera y como si nos hicieran un favor, nos vendieron una para la puerta 45. Yo debía entrar por allí, validarla y ya podría ir a la 40 y estar todos juntos. Por supuesto que si hubiéramos ido sin entradas y en la taquilla nos hubieran dicho que la niña tenía que pagar, nos hubiéramos marchado. Pero ya habíamos comprado tres. Qué remedio. No me puedo creer que haya tenido que pagar 54 euros para que mi bebé de 10 meses entrara en el Camp Nou. Como no están incluidos en el abono de socio, la Supercopa y el Gamper son partidos a los que solo van aficionados, ilusionados por una jornada especial. Una excursión en familia al Camp Nou... ¿y así nos tratan? ¿Esta es la forma que tiene el Barça de cuidar a la afición? Soy culé. Vengo de familia de culés. De culés humildes que nunca han podido ser socios pero siempre nos hemos sentido de la familia azulgrana, el Barça ha sido algo nuestro. Mi decepción es indescriptible.