Los comerciantes de la Hoya de la Mora piden ayuda con la nieve

Aspecto que presentaba ayer la zona recreativa de la Hoya de la Mora. /A. MOLINA
Aspecto que presentaba ayer la zona recreativa de la Hoya de la Mora. / A. MOLINA

Para Jesús Abellán, que regenta uno de los primeros negocios que se instalaron en los terrenos pertenecientes a la Universidad de Granada, poner en marcha su tienda en estas condiciones es una odisea

ALEJANDRO MOLINASIERRA NEVADA

Para los comerciantes de la Hoya de la Mora, la temporada invernal también comenzó el pasado fin de semana pero la situación es muy diferente a la de Pradollano. Las fuertes nevadas del mes de noviembre han dejado en el área en el que se ubican sus casetas de madera espesores de más de un metro de nieve y la apertura de sus negocios fue prácticamente imposible a pesar de la afluencia de turistas.

Para Jesús Abellán, que regenta uno de los primeros negocios que se instalaron en los terrenos pertenecientes a la Universidad de Granada, poner en marcha su tienda en estas condiciones es una odisea. «La carretera de acceso hasta el albergue de los militares sí la han limpiado, pero las plazas a ambos lados no, que es donde están nuestros negocios. Yo estuve quitando nieve el pasado sábado seis horas», explicó ayer Abellán, que sigue reclamando ayudas para hacer frente a los temporales.

Y es que si bien Obras Públicas se encarga de abrir el acceso por carretera hasta la Hoya de la Mora, no tiene las competencias para entrar en las plazas adyacentes, en las que se sitúan las casetas que frecuentan miles de turistas cada invierno. El pasado fin de semana, los visitantes no se hicieron esperar, tal y como explicó ayer el responsable del Albergue Universitario, Francisco Berenguer. «Nosotros tuvimos clientes en el Albergue y se pudo funcionar con normalidad, dentro de las condiciones propias de la altitud a la que nos encontramos», aclaró Berenguer. La carretera estuvo abierta el fin de semana con uso obligatorio de cadenas. Aunque ayer ya no nevó, la máquina quitanieves seguía pasando para retirar la gruesa capa de hielo que se había formado de madrugada.

Más nieve

Mientras tanto, en la estación de esquí seguían aprovechando ayer la bajada de las temperaturas para producir más nieve con cañones. Tanto en la Loma de Dílar como en el Río los cañones estuvieron funcionando durante la práctica totalidad de jornada y se espera que se vayan abriendo nuevas pistas de cara al próximo puente de la Constitución.

 

Fotos

Vídeos