El Cartujo, una zona poco explorada en Sierra Nevada

Requiere un nivel de esquí alto y un estado físico adecuado porque el único medio con el que se puede acceder es andando, escalando o con esquís de travesía

ALEJANDRO MOLINA

Es abril y en Sierra Nevada queda mucha nieve. En realidad es normal porque en primavera suele nevar, y se vio el pasado fin de semana. Es por eso que esta época del año es perfecta para muchos aficionados al esquí de travesía. Uno de los lugares más transitados por los amantes del 'skimo' es el Tozal del Cartujo. También es un lugar que suele salir a la palestra cuando se habla de la ampliación de las pistas de Sierra Nevada. De hecho, se llegó a hacer un proyecto de telesilla desde la estación inferior del telesilla Laguna hasta el Tozal.

Desde ahí las posibilidades de bajar esquiando son inmensas y el incremento de kilómetros esquiables sería notable. Además, supone crecer hacia los lados, que es donde hay nieve, en lugar de hacia abajo, donde es mucho más complicado mantenerla. Basta con mirar desde Granada a la Sierra, la cota de nieve lo dice todo si de lo que se habla es de ampliar el dominio.

Pero se constituyó el Parque Nacional y aquel telesilla nunca vio la luz. Es más, se tuvo que hacer el Telesilla Dílar con una curva en la línea para no volar por encima del Parque; hay muy pocos telesillas en curva en el mundo y Sierra Nevada tiene uno.

El Cartujo y los valles a los que da acceso rebosan nieve. Los paisajes son de ensueño, y los esquiadores de montaña tienen allí su particular paraíso.