Arranque tranquilo del puente en Sierra Nevada

Arranque tranquilo del puente en Sierra Nevada
ALEJANDRO MOLINA

9.000 esquiadores se han acercado este 28 de febrero a la estación donde se dará más de un 80% de ocupación hasta el domingo

ALEJANDRO MOLINASIERRA NEVADA

Más de 9.000 personas esquiaron ayer en Sierra Nevada en un arranque de puente que, sin ser malo, estuvo lejos de la avalancha de personas que se esperaba. El tirón de la costa, que registró una afluencia muy buena, y el recelo de muchos a encontrar una estación masificada dieron como resultado un 28 de febrero bastante agradable en la estación de esquí. Nueve mil personas es un poco más de la mitad de esquiadores que subieron el sábado pasado. Pero ojo, esto es solo el principio. La ocupación hotelera hasta el domingo que viene en Sierra Nevada es superior al ochenta por ciento, con algunas noches por encima del noventa.

Una vez más, las terrazas de Pradollano están siendo las grandes vencedoras, llenas de público esquiador y no esquiador. Como siempre en jornada festiva, los bares y restaurantes de Pradolllano fueron ayer un hervidero de gente.

A pesar de las altas temperaturas que se están registrando, la estación sigue ofertando más de cien kilómetros de pistas y diversas actividades tales como el esquí nocturno, la bajada de carnaval el sábado y conciertos, entre otras cosas. El anticiclón está ofreciendo la posibilidad de esquiar con un clima más propio del mes de mayo que de febrero. No obstante, la necesidad de una borrasca que garantice los meses que todavía quedan de temporada comienza a hacerse patente. No es normal este calor en esta época del año y la nieve se resiente. Esta borrasca podría llegar a partir del próximo martes, según los principales servicios de meteorología especializados en nieve. La previsible bajada de temperatura también permitirá funcionar a los cañones de nieve.